Saltar al contenido

Mezuzá

La Mezuzá es un rollo de pergamino que contiene un pasaje bíblico y se coloca en la puerta para identificar un hogar judío. Esto sirve además para recordarles a los judíos su conexión con Dios y la herencia que los identifica. El pasaje bíblico que contiene la Mezuzá, también conocido como Shemá, declara la dedicación y unión del pueblo judío con Dios.

Este pergamino de la Mezuzá va cubierto por una caja (que puede ser de cristal, madera o metal) o bien en un envoltorio. Se recita una bendición del mismo antes de colocarlo sobre el marco de la puerta. Así, la Mezuzá cumple dos funciones, por un lado es un recordatorio de nuestra fe y también simboliza a Dios vigilando el hogar.

Al dorso del pergamino de la Mezuzá se encuentra escrito el nombre de Dios con una sigla en hebreo. La sigla en cuestión es Sha-dai que significa guardián de las puertas de Israel (Shomer Daltot Israel en hebreo). Así, los judíos tienen por costumbre colocar la Mezuzá en las puertas de sus casas o en las de la oficina.

La Mezuzá es un pergamino con un pasaje bíblico que se coloca en la puerta de un hogar judío.

De esta manera, al colocar la Mezuzá, ésta actúa como un amuleto de protección para los habitantes. La protección de este amuleto actúa tanto si las personas se encuentran dentro de la casa como fuera de la misma. Además, cuando entran al hogar se acostumbra mostrar respeto a la Mezuzá tocándola con las yemas de los dedos y besarlas.

En conclusión podemos decir que la Mezuzá es un símbolo de espiritualidad y protección para los hogares judíos. Según la Torá, observar detenidamente el pasaje bíblico de la Mezuzá puede otorgar prosperidad y longevidad. En este sentido, se cree que aquellos que hacen esto viven una vida larga y rica, al igual que sus hijos.

La palabra Mezuzá es el término hebreo para “jamba de la puerta”, que es el lugar donde se coloca este símbolo. En el pergamino de la Mezuzá se incluyen versículos de dos partes del libro Deuteronomio de la Torá. A estos versículos debe escribirlos un escriba especializado en símbolos judíos cumpliendo todos los requísitos necesarios.

Características de la Mezuzá

A estos versículos debe escribirlos un especialista, al que denominan Sofer, porque debe seguir una serie de requisitos. Entre esos requisitos se encuentran el tamaño y el espacio entre las letras, la tinta que se usa o el material del pergamino. También deben respetarse ciertas exigencias a la hora de colocar la Mezuzá siguiendo una serie de rituales.

Por otra parte, los textos incluidos en la Mezuzá forman las bases de las oraciones que recitan los judíos a diario. En cuanto al tubo donde se coloca la Mezuzá, este puede ser de cualquier material ya que lo importante es el pergamino. Se bendice la Mezuzá al colocarla en la puerta y vale también para los que se colocan en las puertas interiores.

Luego se tiene por costumbre besar o tocar la Mezuzá al ingresar al hogar como muestra de respeto. Aunque también sirve para recordar el vínculo especial que mantienen los judíos con Dios. Por último, estos versículos se cuentan entre las oraciones más frecuentes del judaísmo y deben recitarse dos veces al día.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.