Antisemitismo

El antisemitismo describe una actitud o tendencia caracterizada por una hostilidad metódica hacia los judíos. Dentro del concepto de antisemitismo se incluyen todas aquellas acciones relacionadas con la discriminación o desprecio hacia las personas judías. Esta actitud hostil se atribuye tanto a la etnia, como al pueblo y la religión judía.

Aunque este concepto se empezó a emplear relativamente hace poco tiempo, a mediados del siglo XX para ser más exactos, se trata de un fenómeno muy antiguo. Hechos como el Holocausto producido durante la Segunda Guerra Mundial pusieron de manifiesto el alcance del antisemitismo. En la actualidad podría decirse que ha menguado el odio hacia el pueblo judío, aunque puede seguir ocurriendo de forma aislada.

Podríamos describir al antisemitismo como una cosmovisión o una ideología negativa. Esto se debe a que esta ideología se basa en el odio y el racismo hacia un grupo social específico. La hostilidad que describe al antisemitismo puede expresarse de distintas formas con distintos niveles de violencia. De esta manera puede presentarse como desprecio o discriminación hasta efectuar actos de violencia contra los judíos.

El antisemitismo es la discriminación o desprecio hacia el pueblo judío.

Las bases del antisemitismo se encuentran en una serie de prejuicios construidos acerca de los judíos. En ciertas ocasiones se culpa al pueblo judío por numerosas desgracias o se los considera inferiores a nivel social. El antisemitismo se volvió extremo de la mano de Hitler y el nazismo donde se propusieron erradicarlos de Europa.

Durante el gobierno de Hitler en Alemania y su consecuente expansión a otros países europeos, el antisemitismo se agravó considerablemente. Tanto así que durante esos años los judíos eran torturados y violentados de forma terrible. Se los discriminaba y marginaba de la sociedad, se violaron sus derechos básicos y hasta se los obligaba a llevar insignias que los marcaban como judíos de forma despectiva.

Todo eso sirvió como prefacio para terminar encerrándolos en campos de concentración contra su voluntad. Allí fueron obligados a trabajar, fueron humillados, se los maltrataba y agredía constantemente. También fueron sometidos a todo tipo de experimentos y torturas, hasta que morían por las condiciones tan precarias en las que se encontraban o bien eran destinados a las cámaras de gas.

Aspectos y características del antisemitismo

Tal como hemos mencionado, el antisemitismo puede estar relacionado tanto a cuestiones ideológicas como religiosas, económicas y políticas. Se trata de un prejuicio caracterizado por una hostilidad marcada hacia el pueblo judío por su raza y su religión. El origen de este concepto se encuentra en la unión de los términos anti, semita e ismo que significan tendencia en contra de árabes y judíos.

Aunque originalmente la palabra semita hacía referencia a los descendientes del Sem (árabes y judíos), con el tiempo fue centrándose en los judíos específicamente. A partir del siglo XIX el término semita empezó a desvirtuarse y adquiere una connotación negativa. De esta manera se emplea de forma racista para discriminar a cualquiera de origen judío o que profesa el judaísmo.

Se le atribuye al político alemán Wilhelm Marr la acuñación del término antisemtismo por primera vez. Marr usó esta palabra en 1879 para describir las campañas antijudías que surgieron en Europa central sobre diferencias políticas. El concepto se sustenta a su vez en distintos conflictos religiosos que se extendieron a lo largo de la historia entre cristianos y judíos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *