Saltar al contenido

Dreidel

El dreidel se trata de un juego de azar que practican los judíos durante la fiesta de Janucá. En este juego se emplean unos trombos de cuatro caras que llevan letras hebreas inscritas. Si bien se trata de un pasatiempo que juegan los niños judíos, también conmemora la victoria de los combatientes judíos ante el ejército invasor.

Este juego también forma parte de las tradiciones del Janucá asociados al milagro de la Menorá. Durante los ocho días que dura la celebración de Janucá, los judíos realizan cánticos y oraciones, preparan comidas tradicionales y encienden las velas del Januquiá. Durante este juego, los niños recitan las palabras hebreas que rememoran el milagro de Janucá.

La celebración de Janucá es el tiempo en que las familias judías celebran los milagros del pasado y las promesas que vendrán. Por eso se recuerda la historia de Janucá, se recitan oraciones y cánticos y se preparan comidas típicas. Los platillos más populares de Janucá son aquellos bocadillos fritos como los pastelillos de papa latke.

El dreidel es un juego de azar que practican los judíos en Janucá.

Podemos decir que Janucá se cuenta entre las celebraciones judías más alegres ya que conmemora un acontecimiento milagroso. La fecha en que se celebra Janucá varía de acuerdo al calendario lunar judío. Por esta razón suele celebrarse entre noviembre y diciembre aproximadamente.

Retomando la tradición del dreidel, si bien se trata de un juego cuenta con simbolismos espirituales y una fascinante historia. Según la historia judía, los niños usaron el dreidel como una forma de desafiar los decretos del ReY Antíoco. En este sentido, este rey instaló una serie de decretos en contra de la vida judía con una serie de prohibiciones.

Entre las prohibiciones del rey Antíoco se encontraban: Se les prohibía enseñar y estudiar la Torá, cuidar el Shabat o cualquier otra festividad judía. También se los obligaba a idolatrar a los dioses griegos y se los instaba a comer alimentos no kosher. A raíz de esto, los padres y maestros judíos llevaban escuelas clandestinas y los estudiantes usaban juguetes como elementos de estudio camuflados.

Historia y curiosidades

Debido a que tenían prohibido enseñar y estudiar la Torá, los judíos se las ingeniaron para hacerlo de forma secreta. Por ello, los niños llevaban elementos como monedas o trompos para simular que jugaban si llegaban los soldados griegos. De esta manera, muchos niños judíos pudieron estudiar la Torá y mantener sus costumbres típicas de forma clandestina.

En el dreidel se emplean una especie de dados con forma de trompo con letras hebreas inscritas. Juegos de azar similares al dreidel se extendieron por todo el Medio Oriente y Europa. En estos juegos los trompos llevaban letras que indicaban la acción que debía realizar el tirador en su turno.

Las letras que llevan los trompos usados en el dreidel son: nun, guimel, hei y shin que se refieren a la frase “un gran milagro ocurrió allí” (Nes Gadol Haiá Sham en hebreo). Algunos eruditos señalan que estas letras también señalan a los cuatro antiguos reinados que quisieron destruir al pueblo judío sin éxito. Aunque también se las asocia con los diferentes aspectos divinos del ser humano.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.