Saltar al contenido

Sijismo

El sijismo se trata de una religión india que nació y se desarrolló durante el conflicto entre el hinduismo y el islamismo. Los seguidores del sijismo son denominados sijes, la raíz de estos conceptos deriva del término śiṣya del sánscrito. Así, el significado original de este término se asocia con el discípulo, aquel que sigue instrucciones.

A esta religión la fundó Gurú Nanak, quien fuera el primer de los 10 gurús sijes. Nanak nació en una familia hindú al nordeste de la India en 1469. Realizó largos viajes en distintas direcciones donde fue predicando tanto a hindúes como musulmanes. Así fue captando un importante número de discípulos que se identificaron con sus enseñanzas.

De acuerdo a las enseñanzas del Gurú Nanak, el sijismo era un medio para unir a los seres humanos. Sin embargo esto no se traducía en la práctica ya que esta religión solía terminar enfrentando a las personas. En cierta forma, el sijismo surgió como una respuesta ante el enfrentamiento entre hindúes y musulmanes.

El sijismo es una religión de origen indio que nació durante el conflicto entre el hinduismo y el islamismo.

En este sentido, la intención del sijismo consistía en alcanzar una realidad que estuviera por encima de las diferencias entre las otras dos religiones. Por ello, la máxima con la que se conoce generalmente al sijismo reza lo siguiente: “No hay hindúes, no hay musulmanes”. A este respecto, Nanak propuso al sijismo centrándose más bien en la autoridad de Dios como el único Creador.

Gurú Nanak llamaba a Dios como el “Nombre Verdadero” para evitar usar otros nombres específicos. De esta manera, Nanak enseñaba que Dios podía recibir diferentes nombres de acuerdo a los distintos lugares y religiones. Sin embargo, Dios es único, es soberano y omnipotente, por eso lo llamaba el Nombre Verdadero.

Además, Nanak conservó el concepto hindú sobre el mundo material siendo una ilusión que impide al ser humano deshacerse de los placeres materiales. Así, este gurú mencionaba que la única realidad auténtica es la de Dios. Pero los humanos están engañados por la realidad material y no pueden ver la realidad única de Dios.

Creencias y principios del sijismo

El sijismo conservó la creencia hindú referida a la reencarnación, aunque agregó algunos añadidos al respecto. Así, el Gurú Nanak señala que el ser humano puede librarse del ciclo de reencarnaciones a través de la virtud. Según Nanak, es por medio de la virtud que el hombre puede llegar a alcanzar la morada del amor de Dios.

Al estructurar su religión, Gurú Nanak decidió no incluir el sistema de castas. Así, el sijismo cuenta con un gurú que antes de morir debe designar a un nuevo sucesor que debe liderar a la comunidad. Este sistema duró hasta que el décimo gurú, el Gurú Gobind Singh instituyó el culto sij en 1699.

Con su institución, el sijismo adquirió la clasificación de religión independiente y luego nombró a Gurú Granth Sahib como el próximo y definitivo gurú. Al libro sagrado del sijismo lo fueron desarrollando los distintos gurúes a partir del quinto quien comenzó a redactarlo. Este libro está escrito principalmente en alfabeto gurmukhi pero en una mezcla de distintas lenguas (boipurí, panyabí, persa y sánscrito).

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.