Gnóstico

El término gnóstico es un adjetivo relacionado con el gnosticismo. Se suele utilizar para describir a una persona que profesa el gnosticismo. El gnosticismo es un grupo de corrientes filosóficas y religiosas que se condensaron al cristianismo durante los primeros siglos de esta era.

El gnosticismo terminó convirtiéndose en una forma de pensamiento considerada herética. Antes de ser declarada herética contó con un período de prestigio entre los pensadores e intelectuales cristianos. El gnosticismo puede dividirse entre pagano y cristiano. Aunque el gnosticismo más relevante fue el alcanzado por la rama heterodoxa del primer cristianismo.

La doctrina gnóstica consideraba que los cristianos lograban la salvación gracias a su conocimiento de lo divino. En lugar de ponderar la propia fe o el sacrificio de Cristo, confiaban en un conocimiento superior. El gnosticismo consideraba entonces que la salvación de los humanos se encontraba en sus propias manos.

gnostico

Gnóstico es un adjetivo relacionado con el gnosticismo.

Esta corriente de pensamiento cristiano era considerada una mística secreta de la salvación. En ella se conjugaban una serie de ideas y creencias originarias de Oriente y de la filosofía griega. Era un esencia una creencia de tipo dualista, es decir que existía el bien frente al mal, el espíritu en oposición a la materia.

La palabra gnosticismo deriva del término griego gnostikismós y significa conocimiento. Las raíces del gnosticismo dentro del cristianismo son consideradas paganas. Sin embargo se considera al propio gnosticismo como una corriente cristiana previa a la época de Jesús.

Existe una gran variedad de escuelas y doctrinas gnósticas, por eso resulta complicado simplificarlo en una sola. La mayoría de estas corrientes gnósticas comparten el mismo pensamiento. El cual se basa en una especie de iniciación donde solo unos pocos podían acceder a ese conocimiento.

Características de la doctrina gnóstica

Esta doctrina se contemplaba como una especie de élite especial para iniciados. Aquellos que se denominaban gnósticos cristianos pretendían instaurarse como testigos exclusivos de Cristo. De esta forma podían acceder a conocimientos divinos por medio de la experimentación introspectiva y de la gnosis. Estos medios, a su vez, los acercaba a las verdades trascendentales.

Dentro de esta doctrina la gnosis se consideraba la forma más importante de conocimiento. Dadas sus cualidades estaba solo a disposición de unos pocos elegidos, los iniciados en la doctrina. Estos elegidos gnósticos, al poseer el conocimiento de las verdades trascendentales, conseguían asegurar su salvación.

Así como la idea principal dentro de las corrientes gnósticas recaía en el conocimiento, la práctica religiosa podía variar. En general consideraban practicar una vida cristiana como algo secundario, pero podía variar de una corriente a otra. Además, el gnosticismo se caracterizaba por su dualismo, donde se destaca la oposición entre espíritu y materia.

Siguiendo su lineamiento dualista, el gnosticismo relacionaba la maldad y la perdición con la materia. Y por lo tanto, la salvación y lo divino era propio del aspecto espiritual. A partir de estas afirmaciones aseguraban que la salvación no podía encontrarse de ninguna forma en el cuerpo ni en la materia. Sino que podía encontrarla en la conciencia de su propio espíritu.

Formato para citar (APA)

“Gnóstico” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/gnostico/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *