Saltar al contenido

Esvástica

La esvástica se relaciona principalmente con el nazismo, pero se trata de un símbolo antiguo que representa buena fortuna. En este sentido, el símbolo de la esvástica tiene una historia que se remonta a miles de años atrás. El significado de la esvástica en sánscrito hace referencia al bienestar y en la mayoría de las culturas representaba buena fortuna.

Considerando que se trata de un símbolo milenario, se cree que se trata de un símbolo de origen indio. Sin embargo, este mismo símbolo ha sido usado en el budismo, el hinduismo y el jainismo. Según registros históricos, la esvástica fue un símbolo inspirador para los primeros viajeros occidentales en territorio asiático.

Cuando decimos que fue un símbolo inspirador se debe a las asociaciones antiguas y positivas que se le atribuyen. Por eso los occidentales adoptaron este símbolo y comenzaron a usarlo en sus tierras natales. De esta manera, a principios del siglo XX, la esvástica se había popularizado como un símbolo de buena suerte.

Antes de volverse el símbolo del nazismo, la esvástica era un símbolo de buena fortuna.

Por ello no es de extrañar que Occidente adoptara en buen grado el símbolo de la esvástica y lo plasmara en diversos sitios. Así, por entonces se podía encontrar este símbolo en el diseño de productos, en publicidades y hasta en edificios. Incluso llegó a plasmarse en publicidades de Coca-cola y hasta se la veía en naipes.

Además de pautas publicitarias, las unidades militares estadounidenses adoptaron la esvástica en la IGM. Este símbolo se estampó en aviones de la Real Fuerza Aérea hasta el año 1939. Cuando el nazismo alemán adoptó este símbolo a finales de los años 30 perdió su significado benigno y de buena suerte.

Los nazis adoptaron la esvástica porque encontraron similitudes entre el sánscrito y su idioma al traducir textos indios antiguos. Así, concluyeron que compartían ancestros con los indios e imaginaron a los arios, una raza de guerreros blancos. Esta idea se afianzó en grupos nacionalistas antisemitas que adoptaron la esvástica como símbolo ario.

La esvástica nazi

Cuando los nazis adoptaron la esvástica como uno de sus símbolos se terminó convirtiendo en el más odiado del siglo pasado. Así, la esvástica era el símbolo de la bandera nazi, esta cruz angulada y negra dentro de un círculo blanco y sobre un fondo rojo. Por lo tanto, la esvástica quedó vinculada con todas las atrocidades que cometió el gobierno alemán del Tercer Reich.

Si bien se volvió el símbolo más odiado del mundo, tuvo mayor impacto sobre el pueblo judío debido a lo que sufrieron durante el Holocausto. En este sentido, para los judíos la esvástica representa exterminación, supresión y temor. Es el símbolo de los horrores que le tocó vivir a su gente durante esta época, una herida que no pueden curar.

Cuando la IIGM llegó a su fin, se prohibió la esvástica en Alemania y hasta trataron de vetarla en la Unión Europea. A pesar de sus orígenes, la esvástica es un símbolo que tiene importantes raíces europeas. Además de los usos que antes mencionamos, también fue adoptada por anglosajones, celtas y los antiguos griegos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.