Saltar al contenido

Januquiá

El Januquiá es un candelabro de nueve brazos que se usa durante la celebración de la fiesta judía de Janucá. Este candelabro se conoce también como Menorá de Janucá y cada noche de Janucá se enciende una de sus velas usando la luz central. Las diferencias más destacables entre el Januquiá y la Menorá es que este último es un candelabro de siete brazos.

La fiesta judía de Janucá se trata de una celebración con una duración de ocho días y ocho noches. También conocida como la Fiesta de las Luces, Janucá conmemora la rededicación del Segundo Templo de Jerusalén. Este hecho ocurrió cuando los macabeos se rebelaron contra el Imperio Seléucida.

Los brazos del Januquiá representan los ocho días del milagro del aceite y cuentan con una luminaria adicional, la central, que se usa para encender las demás. La tradición de Janucá consiste en encender una de las luminarias principales con la adicional cada día de esta fiesta.

El januquiá es un candelabro de nueve brazos que se usa en la celebración del Janucá.

Esta celebración judía tiene lugar a partir del 25 de Kislev (tercer mes del calendario hebreo, todos los años. Según el calendario Gregoriano, la fiesta de Janucá sucede a finales de noviembre o inicios de diciembre. Teniendo esto en cuenta, cabe mencionar que esta celebración judía se encuentra entre Acción de Gracias y Navidad.

La fiesta de Janucá se realiza para conmemorar la independencia que logró la rebelión de los macabeos. Esto sucedió porque el pueblo de Judea se encontraba ocupado por el Imperio seléucida, producto de las conquistas de Alejandro Magno. Con la rebelión y la consecuente independencia se logró purificar al Segundo Templo de Jerusalén que había sido profanado.

De esta manera, durante el tiempo en el que se procedió a la rededicación del templo, la lámpara que lo iluminaba permaneció encendida ocho días. Este suceso fue considerado hasta milagroso porque la lámpara en cuestión solo tenía aceite para un día. Así nació la tradición de encender una vela por día del Januquiá durante Janucá.

Otros símbolos y tradiciones de Janucá

Además de este candelabro, durante la celebración de Janucá se acostumbra realizar un intercambio de regalos. De esta manera, los niños son los protagonistas de estos intercambios y reciben pequeños obsequios cada noche. También se acostumbra obsequiarles con algo de dinero o bien con monedas de chocolate.

Otra costumbre del Janucá son algunos juegos como el dreidel que se juega con una especie de trompo. Este trompo lleva cuatro letras del alfabeto hebreo inscriptas a modo de acrónimo de: “un gran milagro ocurrió allí”. También se acostumbran realizar distintos cánticos y rezos durante esos días.

Relacionado al milagro de la duración del aceite, se acostumbran preparar distintas comidas fritas para consumir durante esta celebración. Algunas de las frituras más populares son los latkes, una especie de pastelitos de papa y cebolla fritos. Aunque también se acostumbra consumir buñuelos y las donas que denominan sufganiyot. Debido a la fecha en la que se celebra y las costumbres que la caracterizan, Janucá es considerada la Navidad judía.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.