Saltar al contenido

El término dios se usa para referirse a un ser sobrenatural al que se le rinde culto en una religión. Por lo general, este dios es a quien se le atribuye la creación del universo y de toda la existencia. Dependiendo de la religión puede que se le atribuyan estas características a un único dios o varios.

En este sentido, para las religiones politeístas los dioses tienen poder sobre algún aspecto específico de la realidad. Aunque también se le atribuye a estas deidades el destino de los humanos sobre determinados aspectos. Para las religiones monoteístas, el dios es el creador del universo, el ser superior, omnipresente y todopoderoso.

Por lo general se considera al dios de una religión como el ser con el poder supremo en todo el universo. También se considera a esta deidad como un ser que no es natural debido a sus características y poderes supremos. En estas religiones monoteístas, el dios se caracteriza tanto por su amor infinito como por los castigos que aplica.

La palabra dios se refiere a un ser superior al que las religiones rinden culto.

Ahora bien, la palabra dios deriva del término deus del latín que significa brillo, perfección y resplandor. Pero también era el término con el que se referían a la deidad creadora de la existencia. Esta palabra también se refiere a un ente que no posee cuerpo ni rostro ya que, en las religiones monoteístas no se conoce la apariencia de Dios.

De acuerdo a la teología, la palabra dios se refiere a una deidad con poder supremo que lo vuelven un ser superior. Debido a estos dones y poderes superiores, esta deidad no pertenece al plano terrenal y resulta superior a la humanidad. Así, las diferentes religiones califican con este término al creador del universo y el padre de todo lo que existe.

Para la filosofía, dios es el principio a partir del cual se puede explicar la existencia de todo el universo. Mientras que las religiones monoteístas como el cristianismo, el judaísmo o el islamismo lo consideran un ser supremo. Estas religiones ven a dios como el principio y el final de todo, el creador del universo y un ser infinito, perfecto y supremo.

Atributos y definiciones

Tal como hemos visto, existen diferentes versiones a la hora de definir a dios con exactitud. Con esto queremos decir que no se llega a un acuerdo sobre si se trata de una persona, una fuerza o bien un impulso impersonal. Esto también tiene que ver con la forma en que se relaciona el ser humano con dios, cómo lo describe y define.

Por ejemplo, las distintas religiones describen a sus dioses con numerosas apariencias y hasta diferentes nombres. Algunas lo describen como un hombre al que le pueden añadir ciertos rasgos como un anciano con barba. Pero otras religiones describen a sus dioses con apariencias de animales antropomórficos como ocurre con la mitología egipcia, por ejemplo.

Otra cosa que varía de acuerdo a la religión son los atributos que tienen estas deidades, en algunos casos son universales y en otras pueden ser más específicos. También suelen detenerse en las obras que han realizado estas deidades y por las que son adoradas. Por ejemplo, al principio de la biblia cristiana se menciona cómo Dios creó el mundo en siete días.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.