Deísmo

La palabra deísmo se refiere al tipo de doctrina teológica que afirma la existencia de un dios como creador del universo. Un deísmo, sin embargo, niega cualquier tipo de religión que haya sido revelada, así como cualquier forma de providencia divina. En cierta forma, el deísmo es un concepto similar al teísmo en el sentido que ambas doctrinas afirman que existe un Dios.

Aún así, el deísmo y el teísmo son doctrinas opuestas al ateísmo que no cree que exista un Dios. Otra semejanza entre deísmo y teísmo parte de que ambas doctrinas creen en Dios como el principio de creación. Lo que diferencia a estas doctrinas es la creencia en la existencia de Dios, para el deísmo es una cuestión puramente racional. En cambio, el teísmo afirma que la existencia de Dios se trata de fe además de la razón.

El planteamiento filosófico del deísmo sugiere que la idea de un Dios es producto de la razón humana. En este sentido excluye todo tipo de revelación, la idea de la fe e incluso la existencia de textos sagrados. Así, el deísmo se basa en la idea de que Dios es el principio originario de todo el universo. Esto quiere decir que el Dios en el que cree el deísmo se trata de un Dios racional, a diferencia de las religiones teístas que se basan en una revelación.

El deísmo es una doctrina que afirma la existencia de un Dios creador del universo.

La corriente filosófica deísta se remonta al siglo XVIII en Francia, época conocida históricamente como el siglo de las luces. En cierta forma podría decirse que el Dios que propone el deísmo es el mismo en el que creen las demás religiones. Algunos conceptos típicos de otras religiones como los milagros, el pecado o la redención no tienen lugar alguno en la creencia del deísmo.

Desde un enfoque intelectual podría decirse que el deísmo es una forma de religión laica. Esta definición se basa en su idea de Dios como el creador además de considerarla una religión por la visión global de la realidad que aporta. El significado laico, sin embargo, radica en que el deísmo carece de una tradición religiosa como las doctrinas teístas.

En cierta forma, el deísmo busca combinar la creencia en un Dios con la razón humana en una corriente de pensamiento filosófico. Así, el deísmo puede relacionarse con otras doctrinas religiosas como el budismo o el hinduismo. Estas doctrinas coinciden en el tipo de orden universal que conciben aunque existen distintas corrientes de deísmo.

Creencias del deísmo

Dentro del deísmo como corriente filosófica podemos encontrar diferentes ramas de pensamiento. Entre estas corrientes algunas mencionan que Dios gobierna el mundo y puede llegar a castigar a quienes actúan con maldad. Y otras corrientes creen que Dios sería el principio que sirve para explicar la realidad, pero este no interviene en asuntos humanos.

Por lo general, cualquiera sea la creencia que define a una corriente deísta, todas tienen en común el hecho de un creador dando origen a la vida. Estas ideas se relacionan con el significado original de esta palabra de origen griego. El deísmo se refiere a un dios como la entidad creadora del universo lo que a su vez define la creencia en dicho ser.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *