Saltar al contenido

Cruz de Santa Brígida

La llamada cruz de Santa Brígida se trata de un símbolo de protección celta hecho con cuerdas, heno o mimbre. Se acostumbraba a tejer esta cruz para la celebración de Imbolc y se las colocaba en la puerta como amuleto de prosperidad y protección. Los brazos de esta cruz servían para representar el ciclo de las estaciones del año.

También se podían interpretar los brazos de esta cruz como las principales festividades de la Rueda del año. Por otra parte, algunos consideraban a esta cruz como un símbolo solar por su asociación de la diosa Brigit con otra. En este sentido, se creía a Brigit como la sucesora de una antigua diosa a la que le adjudicaban atributos solares.

A la diosa Brigit se la consideraba dentro de la mitología céltica como una diosa dadora de vida. En este sentido, a Brigit la relacionaban con el renacer de la primavera así como con el fuego. El fuego era considerado por los celtas tanto un poder destructivo como un elemento purificador.

Esta cruz era un símbolo de protección celta.

Si bien esta cruz es de origen irlandés, más tarde fue absorbida por el cristianismo al evangelizar estas regiones. Cuando intentaron cristianizar el territorio irlandés se encontraron con un arraigado culto a la diosa Brigit. Por eso decidieron asociarlo y combinarlo con la imagen de Santa Brígida adoptando algunas de estas tradiciones.

Una de las tradiciones célticas relacionadas con Brigit consistía en mantener el fuego siempre encendido en su templo. Esta tarea le correspondía a sus sacerdotisas y Brigit cuidaba de este fuego una vez cada 21 días. Esta costumbre se continuó con Santa Brígida y está a cargo de las monjas de dicho templo.

En cuanto a la tradición festiva asociada con la cruz de Brigit, se acostumbraba a dejar la cruz en el altar durante la noche de Imbolc. Esto se hacía para que la misma Diosa la bendiga y luego se la colgaba en la puerta principal del hogar. Aunque también se podía colgar en la cocina, sobre la chimenea o cualquier lugar relacionado con el fuego.

¿Quién era Brigit?

La diosa que le da nombre a esta cruz era una triple diosa céltica, es decir que representa tres aspectos de la mujer. Así, Brigit era tanto una joven virgen como una madre amorosa y una anciana sabia. La festividad de Brigit se celebra el 1 de febrero, día en el que inicia la primavera y su templo se encuentra en Kildare, Irlanda.

En cuanto a la Santa Brígida de los cristianos se la asocia con una historia de conversión y cómo tejió esta cruz. Según la historia, Brígida había sido enviada a convertir a un viejo cacique pagano en su lecho de muerte. Allí encontró unos juncos con los que tejió la cruz mientras le contaba la historia de Cristo y su crucifixión.

Esta historia sirvió para calmar los delirios del hombre e interesarse un poco más por la historia de Cristo. Fue gracias a la historia de la cruz que el hombre se convirtió y fue bautizado antes de morir. Así fue como se empezó a relacionar esta cruz con Santa Brígida.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.