Saltar al contenido

Las tres joyas

El concepto de las tres joyas hace referencia a las tres entidades que simbolizan el refugio de los budistas. De esta forma, las tres joyas del budismo son Buda, el Dharma y el Sangha. Cada una de estas joyas o entidades representan las enseñanzas, ideales y la propia cultura budista.

En primer lugar, Buda es el sinónimo del iluminado y, a la vez, representa el nirvana. Por su parte, el Dharma reúne las enseñanzas correctas del budismo, es decir, tal y como las transmitió el propio Buda. Y en cuanto al Sangha, este se refiere a la comunidad de budistas, todos aquellos seguidores de los principios de Buda.

Las tres joyas también se conocen por el término Triratna del sánscrito. De todas maneras, las tres joyas representan los tres grandes ideales o valores del budismo. El Buda es el ideal de la Iluminación, el Dharma es la verdad transmitida por Buda y el Sangha representa la comunidad espiritual que pone en práctica el Dharma.

Las tres joyas representan los valores e ideales del budismo.

Los valores que representan estas tres joyas son centrales en la filosofía budista y sirven como una guía para sus seguidores. Esto significa que los seguidores del budismo se dedican a perseguir estos ideales y vivir en base a ellos. Podríamos decir que las Tres Joyas son el motor que impulsa a los budistas, que les da apoyo espiritual y sentido a sus vidas.

También cabe mencionar que existen diferentes formas de budismo según las prácticas devocionales y meditativas que siguen. Estos budismos también adoptan un énfasis particular en cuanto al sistema filosófico que apoyan. Otras diferencias surgen en base a las manifestaciones culturales que adoptan y expresan.

Sin embargo, cualquiera sea el tipo de budismo que practiquen, todos los budistas se unifican alrededor de estas Tres Joyas. De esta manera, los ideales budistas que simbolizan estas joyas ocupan un lugar preferencial en la vida individual y colectiva de todos los que practican el budismo.

¿Qué representan las Tres Joyas?

Tal como ya hemos mencionado, conforman los grandes ideales de la fe y filosofía budista. De esta manera, cuando alguien se convierte al budismo suele proclamar lo siguiente: “Me refugio en el Buda. Me refugio en el Dharma. Me refugio en el Sangha”. Esto se debe a que las Tres Joyas representan el Refugio de la filosofía budista, sus ideales y valores.

Así, proclamar devoción a estas Tres Joyas es sinónimo de ser budista. Ahora veamos un poco mejor qué representan cada una de estas joyas. La primera joya es el Buda que, además de fundar el budismo, fue el primero en comprender el camino hacia la iluminación. Por lo que Buda representa el camino y la iluminación, así como un refugio donde sentirse protegidos y seguros.

La segunda joya es el Dharma y reúne todas las enseñanzas de Buda, consideradas como el camino hacia la verdad por los budistas. Por lo que seguir estas enseñanzas significa emprender el camino hacia la iluminación. Mientras que el Sangha, o la tercera joya, se refiere a todas aquellas personas que practican las enseñanzas de Buda.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.