Saltar al contenido

Buda sonriente

La figura del Buda sonriente es una de las representaciones más conocidas de Buda en todo el mundo. Así, esta representación de Buda muestra a un Buda barrigón con una amplia sonrisa en su cara. Se asocia a este Buda sonriente como un amuleto de buena suerte que atrae la abundancia, la alegría y la satisfacción.

Aunque se trata de una de las representaciones más reproducidas y conocidas, se trata de una de las 28 encarnaciones de Buda existentes. De hecho, existen diferentes doctrinas budistas así que se desconoce con exactitud la cantidad de nombres e identidades de Buda en total. Se cree que el nombre del buda sonriente puede ser Budai o Maitreya Buda.

Además, considerando su aspecto tan divertido y simpático, el Buda sonriente es la imagen más conocida del budismo en Occidente. Con respecto a la historia de este personaje, hay quienes creen que era un monje chino. Este monje vivió en el siglo X, aunque el Budai puede estar basado en un personaje histórico o ficticio.

El Buda sonriente es una de las figuras más conocidas del budismo.

En cuanto a este monje chino en el que se basa el Buda sonriente, se cree que vivió en el Reino Wuyue al este de China. Este personaje alcanzó bastante fama ya que se lo conoció en gran parte del territorio oriental de Asia. El nombre de este personaje, Budai, significa saco de tela lo que puede hacer alusión al saco de viaje con el que se lo representa.

El Budai no solo se hizo famoso por su apariencia, también tuvo que ver su personalidad divertida y excéntrica. Además, Budai llevaba un estilo de vida diferente al que acostumbraban otros monjes de su época. A este personaje se lo puede encontrar en el compendio Registro Jingde escrito por Shi Daoyuan de 30 volúmenes.

Este texto describe cómo era la vida de distintas figuras prominentes del budismo chan y zen, incluido Budai. Sin embargo, se considera a Budai como un Buda a futuro, es decir, que está destinado a convertirse en Buda. Los Budas son maestros iluminados, Budai no llegó a alcanzar este estatus aún por lo que podría ser más bien un bodhisattva.

El Buda sonriente en el Feng Shui

Si bien el Feng Shui se trata de una doctrina aparte del budismo retoma varios de sus elementos. Por ello, no es de extrañar que el Buda sonriente sea uno de los símbolos más usados en esta doctrina. Aunque también cabe mencionar que el Feng Shui reconoce diferentes figuras y representaciones de este Buda en diferentes materiales y posiciones.

Con respecto a esto, el Feng Shui le atribuye a estos Budas diferentes significados y atributos. De esta manera, cada Buda sonriente sirve para algo en particular, para satisfacer diferentes necesidades en tu hogar. Aunque la interpretación general del Buda sonriente se asocia como un activador de energía positiva.

Teniendo esto en cuenta, la figura del Buda sonriente transmite confianza, fortaleza, optimismo y todas esas sensaciones asociadas con la felicidad y la plenitud. El Feng Shui no toma al Budai como un ícono de devoción, pero igual se lo trata con respeto. También se recomienda colocarlo en un lugar estratégico del hogar para atraer abundancia, armonía, salud, etc.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.