Saltar al contenido

Crisis existencial

El concepto de crisis existencial se refiere al período en la vida de una persona plagado de serios cuestionamientos. Por lo general, una persona experimentando una crisis existencial se plantea cuáles son las razones para vivir, qué quiere hacer de su vida y temas relacionados. Muchas veces, una crisis existencial hace que nos cuestionemos las motivaciones de nuestros actos y qué esperamos de nuestra existencia.

En cierta forma, la crisis existencial parte de la corriente existencialista de la filosofía. El existencialismo plantea que el conocimiento de la realidad se basa en las propias vivencias de una persona. A su vez, la realidad actual de la persona lo lleva a reflexionar o cuestionarse acerca del significado de la vida.

Pero volviendo a la crisis existencial, por lo general quien la padece se ve afectado de forma emocional y mental principalmente. Existen ciertos síntomas que nos permiten identificar una crisis existencial que pueden ayudar a lidiar con la situación. Algunos de estos síntomas incluyen una sensación de aburrimiento permanente, falta de motivación y un sentimiento generalizado de insatisfacción.

La crisis existencial señala el momento en el que una persona se hace muchos cuestionamientos sobre su vida.

Todo esto puede llevar a la persona atravesando una crisis existencial a querer realizar importantes cambios en su vida. La mayoría de estos cambios sirven para introducir algo nuevo que los saque del sopor en el que se sienten. Y es que, por lo general, una persona atravesando una crisis existencial no se reconoce a sí misma.

Entre esos cambios suelen darse alteraciones en los hábitos e incluso suelen buscar continuamente nuevas sensaciones. También suelen cuestionarse sus experiencias y vivencias pasadas o sentir que les falta mucho por hacer o lograr. El aburrimiento, desgano e insatisfacción que sienten suele estar ocasionado por un agotamiento tanto emocional como espiritual.

Así como se cuestionan sus experiencias y vivencias, también suelen dudas sobre las decisiones que han tomado a lo largo de su vida. Sobre todo se cuestionan si han tomado las decisiones correctas por lo que generalmente esto les ocasiona la crisis existencial. Entre estos cuestionamientos se plantean si eligieron bien su profesión, si están contentos con su relación de pareja y demás cuestiones sobre su vida.

Causas y consecuencias

En cierta forma, la crisis existencial se relaciona directamente con la duda existencial. Generalmente, las personas que experimentan una crisis de este tipo se hacen todo tipo de interrogantes sobre su vida. Entre ellas se cuestionan el sentido de la vida, la razón por la que existen, qué pueden hacer de sus vidas, si son felices, etc.

Todos estos cuestionamientos hacen que la persona experimente angustia, ansiedad y hasta tristeza. La mayoría de las veces, una persona atravesando una crisis existencial no se encuentra satisfecha con su vida. Además no suelen hallar respuestas a todos esos interrogantes o perdieron el rumbo en el camino.

Una crisis existencial afecta a una persona de forma emocional lo que en definitiva influye en otros aspectos de su vida. Como consecuencia de una crisis existencial las personas suelen introducir cambios profundos en sus vidas. Se plantean lo efímera que es la vida y experimentan la necesidad de darle un sentido a la misma.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *