De Significados
Valores

Cínico

Cínico es un término derivado de la palabra griega kynikós que deriva de kynós y significa perro. Originalmente, este concepto se refería a los filósofos pertenecientes a la escuela de Antístenes y Diógenes. Estos filósofos se caracterizaban por defender la independencia, tanto intelectual como moral. Sin embargo, el significado general de este adjetivo describe a alguien descarado, falso e impúdico, cualidades que asociaban con el comportamiento de dichos filósofos.

¿Qué es ser un cínico?

El concepto cínico es un adjetivo que se le atribuye a una persona que miente, realiza actos con descaro, sin ocultarse ni sentir vergüenza. También se aplica a personas que actúan con falsedad en sus acciones o dichos. Además se emplea para calificar las sonrisas poco sinceras de las personas, a las que se denomina como sonrisa cínica.

Los individuos cínicos generan desconfianza en el resto de las personas, debido a que se espera que actúen de forma poco clara. Las personas cínicas actúan sin importarles lo que el resto de las personas piensen de ellos o de sus acciones. El cínico se destaca por su desvergüenza y por elegir llevar un modo de vida que puede escandalizar al resto de la sociedad.

cinico
Cínico

De esta manera, podemos decir que los cínicos se caracterizan por no ajustarse a las reglas de la sociedad. Por ello se los acusa de actuar de forma descarada, caer mal y ganarse el desagrado de los demás. A pesar de ello, cabe aclarar que el cinismo se trata de un patrón de comportamiento aprendido que tiende a ser consistente en el tiempo.

Características de una persona cínica

Entre los principales rasgos que caracterizan a una persona cínica se encuentra su desconfianza hacia los demás. Desconfianza que los hace actuar a la defensiva continuamente y considerar a los demás como deshonestos. En este sentido, los cínicos suelen sospechar de las intenciones que esconden los demás.

Si bien esta desconfianza hacia los demás los hace estar a la defensiva, también puede llevarlos a ser deshonestos. Quizás por esa razón los cínicos se caracterizan por recurrir a falacias y mentiras en la mayoría de las situaciones. Así, las personas cínicas acostumbran a mentir cuando charlan o debaten con otra persona, muchas veces buscando tener la razón o bien rebatir los argumentos de los demás.

Las personas cínicas se caracterizan por desconfiar de los demás.

De aquí se desprende también su egocentrismo ya que en cierta forma se consideran superiores a los demás. Es decir, piensan que sus ideas son más importantes, que conocen y saben más cosas que los otros. También tienden a ser egoístas, mezquinos, marcadamente individualistas e incluso pesimistas.

El pesimismo de los cínicos se desprende de su desconfianza hacia los demás ya que no confían en nadie y sospechan de todos. A pesar de su desconfianza, a los cínicos se les da muy bien fingir interés por los demás. Aunque no les importa mucho actuar de forma desapegada o aprovecharse de otros si pueden sacar alguna ventaja.

Casos prácticos que ilustran las características de las personas cínicas

  1. Desconfianza generalizada: Una persona cínica puede mostrar una desconfianza generalizada hacia los demás y creer que todos tienen motivaciones egoístas ocultas. Por ejemplo, pueden dudar de las intenciones de un político que promete cambios positivos, creyendo que solo está buscando poder y beneficio personal.

  2. Crítica constante: Los cínicos tienden a ser muy críticos y a menudo expresan su descontento con la sociedad, las instituciones y las normas establecidas. Por ejemplo, pueden criticar abiertamente la corrupción en el gobierno o la superficialidad de la cultura popular.

  3. Desapego emocional: Las personas cínicas suelen mostrar un cierto desapego emocional y pueden parecer indiferentes o distantes. Por ejemplo, podrían mantenerse alejadas de relaciones cercanas o evitar involucrarse emocionalmente en situaciones difíciles.

  4. Ironía y sarcasmo: Los cínicos a menudo recurren a la ironía y al sarcasmo como una forma de expresar su punto de vista crítico. Por ejemplo, pueden usar comentarios sarcásticos para señalar la hipocresía en los discursos políticos o para ridiculizar las normas sociales.

  5. Búsqueda de autenticidad: A pesar de su actitud desconfiada, los cínicos a menudo valoran la autenticidad y la honestidad. Pueden buscar la verdad detrás de las apariencias y rechazar la superficialidad. Por ejemplo, pueden elogiar a alguien que se muestra auténtico y genuino en lugar de seguir las convenciones sociales.

Estos son solo ejemplos generales y que no todas las personas cínicas exhiben exactamente las mismas características, ya que pueden manifestarse de diferentes maneras en cada persona.

Consejos para tratar con personas cínicas

Teniendo en cuenta las características y rasgos de alguien cínico, no es de extrañar que sean personas complicadas de llevar. En primer lugar, los cínicos son egocéntricos y desconfiados, pero también pueden ser falsos y mentirosos. Al lidiar con alguien cínico podemos vernos obligados a convencerlos de nuestra honestidad o defender nuestras opiniones.

Por estas razones, puede resultar un tanto difícil y hasta agotador tratar con un cínico. Debemos contar con bastante paciencia y buen tacto para no desesperar o generar conflictos. En este sentido, lo ideal es evitar caer en debates o discusiones con alguien cínico ya que se pondrá a la defensiva o buscará ganar todos los argumentos.

Al tratar con personas cínicas lo mejor es evitar las discusiones.

Para ello se recomienda obviar cualquier tipo de crítica o provocación, mantener la calma y actuar con prudencia. También se aconseja actuar con optimismo para no caer en el mismo pesimismo que los caracteriza. Aquí conviene mantenerse positivo para evitar terminar en la misma negatividad que enarbolan.

Otro consejo útil al tratar con personas cínicas es buscar comprender el origen de su cinismo. Por lo general, las personas son cínicas debido a alguna mala experiencia o bien un trauma que los haya marcado. Esto provoca que sean tan desconfiados y piensen lo peor de la sociedad, pero buscar la raíz puede ser el inicio para ayudarlos.

Escuela cínica

La otra acepción de cínico es la que se asocia a la escuela filosófica griega. Esta escuela de filosofía se denomina Cínica, fue muy popular en Grecia hace unos siglos atrás. Dicha doctrina fue formada por Diógenes de Sinope y Antístenes, ambos discípulos de Sócrates. Los cínicos fueron el eslabón entre la filosofía clásica griega y el estoicismo.

Entre las principales ideas de esta corriente filosófica se encontraba el desprecio hacia la ostentación de las riquezas y los bienes. Por eso la llamaron cínica que es perro en griego, ya que ellos tomaron como modelo de vida la sencillez con la que estos animales vivían.

La escuela filosófica griega promovía un estilo de vida austero.

Los cínicos creían que, para ser felices, las personas debían estar cerca de la naturaleza y alejada de los bienes materiales, por lo que promovían un estilo de vida sobrio. Su objetivo era fomentar la sabiduría y la libertad de las personas ya que, de esta forma, el espíritu era más puro al alejarse de los bienes materiales.

El cinismo era un estilo de vida y una filosofía teórica, pero también una práctica que se debía aplicar a la vida diaria a la hora de alcanzar la felicidad.

Los practicantes del cinismo buscaban cultivar la sabiduría y la ascesis. Este es un conjunto de reglas y prácticas que permiten liberar al espíritu. Para lograrlo, los cínicos debían practicar en forma continua diferentes ejercicios físicos y mentales para controlar el estado de ánimo.

Además promovían la autosuficiencia, la libertad de expresarse, la austeridad para alcanzar la felicidad, pero también la paz y tranquilidad.

¿Qué es el cinismo?

Como ya hemos visto, el cinismo puede tomarse tanto como la actitud de las personas cínicas como la corriente filosófica antes mencionada. En el primer caso, el cinismo se asocia con una forma de ser egocéntrica y una mirada totalmente pesimista de las personas y la sociedad.

Sin embargo, el cinismo no siempre se debe ver como algo malo o negativo. Las personas cínicas, a pesar de su pesimismo, entienden mejor que nadie la hipocresía y la injusticia del mundo. Pero deciden tomar una postura más bien crítica sin hacer nada al respecto, de ahí que se lo califique de cinismo.

En cuanto al cinismo como escuela filosófica, este proviene de la Antigüedad Clásica pero también se retomó en la Edad Moderna. De esta manera, los principales representantes del cinismo se caracterizaron por sus actitudes absurdas, burlescas e irónicas sobre la naturaleza humana. Aquí se incluyen algunos escritores además de filósofos como por ejemplo: Geoffrey Chaucer, François Rabelais, William Shakespeare y Oscar Wilde.

El concepto de cínico se originó en la Antigua Grecia con la escuela filosófica que fundó Antístenes. Dicha escuela se denominó en un principio como Escuela Socrática Menor y su principal exponente fue Diógenes de Sinope. Este filósofo también era conocido como Diógenes el cínico o bien Diógenes el perro por su estilo de vida.

El cinismo se caracterizaba por desconfiar de las instituciones y convenciones sociales.

Y hablando del estilo de vida de Diógenes y sus apodos, los cínicos se caracterizaban por elegir una vida de perros. En este sentido, entre las principales creencias cínicas se encontraba una marcada desconfianza en las instituciones sociales. Así como de cualquier tipo de convención, enseñanza o norma social ya que consideraban que se les imponía al hombre en contra de su naturaleza.

Representantes del cinismo

Si bien el cinismo nació como una corriente filosófica en la Grecia Antigua, también se propagó a las principales ciudades de la Antigua Roma. De esta manera, se cuentan entre sus principales exponentes a Antístenes y Diógenes, a Crates de Tebas, Menipo de Gadara, Onesícrito de Astipalea e Hiparquía.

Ya hemos mencionado que a esta corriente filosófica la fundó Antístenes y que se caracterizó por: defender una forma de vida austera, sencilla y humilde, vinculada a la naturaleza y lejos de lo material. Con estas ideas, Antístenes fundó la escuela Cinosargo en un gimnasio de Atenas con miembros pertenecientes a las clases populares.

Debido a sus ideas y su estilo de vida, los cínicos fueron ampliamente criticados por otros filósofos de la época. Entre sus principales detractores se encontraban figuras ilustres como Aristóteles y Platón. A pesar de las críticas, esta corriente filosófica contó con grandes representantes, aunque la mayoría dejó pocos registros sobre sus ideas.

Los cínicos promovían un estilo de vida austero en contacto con la naturaleza.

Antístenes, el fundador del cinismo

Al fundar esta corriente filosófica, Antístenes pretendía formar un nuevo abordaje filosófico en la Atenas de su época. Si bien este filósofo se formó con el sofista Gorgias en retórica, en cierta forma estaba desencantado de la filosofía. Luego se volvió discípulo de Sócrates con lo que adoptó una nueva forma de entender la filosofía y la vida.

Con estas nuevas perspectivas, Antístenes se propuso divulgar nuevas ideas en su escuela desafiando las convenciones sociales y lo políticamente correcto. Entre sus principales ideas se encuentran: la desconfianza y el desprecio por las normas impuestas en la sociedad (la fama, el poder y la riqueza eran algunos ejemplos).

Para Antístenes, la felicidad consistía en abandonar todo bien material, renunciar a las necesidades creadas y llevar una vida austera en contacto con la naturaleza. Por otra parte, este filósofo consideraba que la vida debía regirse en dos principios, la autosuficiencia y la apatía.

Diógenes fue el mayor representante del cinismo filosófico.

Diógenes de Sínope

Diógenes fue uno de los discípulos de Antístenes y el mayor representante de esta escuela filosófica. Este filósofo encarnó la doctrina cínica llevando una vida totalmente austera e incluso es famoso por haber vivido en un barril rodeado de perros. Además de vivir el cinismo, Diógenes difundió algunas de las principales premisas de esta corriente filosófica.

Consideraba que se debían reemplazar los valores de la civilización por los de la naturaleza. Diógenes consideraba que el hombre era un animal y podía vivir tranquilamente de la naturaleza. A su vez, consideraba que lo material era superficial e impedía al ser humano desarrollar su propia libertad.

Según Diógenes, las personas son más felices cuando necesitan menos cosas y aseguraba que la riqueza solo producía sufrimiento. Este filósofo cínico criticaba las instituciones que regían a la sociedad así como su modelo político. Por ello no creía en la idea de ciudad-estado y, en consecuencia, defendía más bien un sistema anárquico.

Crates de Tebas

Crates fue discípulo de Diógenes y mentor de Zenón de Citio quien luego fundó el estoicismo. De esta manera, se considera que Crates fue en cierta forma el vínculo entre la corriente filosófica cínica y la estoica. Crates era famoso por entrar en las casas de Atenas con la intención de liberarlos de la esclavitud social predicando los valores de la autarquía y la sencillez.

Este filósofo cínico promovía un estilo de vida sencillo alejado de los valores de la civilización. También consideraba que la naturaleza representaba el máximo valor y que era todo lo que necesitaba el hombre. Además, defendía la autosuficiencia y la independencia y rechazaba el Estado, las diferencias sociales, las leyes y la patria.

Hiparquía

Fue una filósofa griega que se interesó desde muy temprano en el cinismo y se terminó casando con Crates de Tebas. Hiparquia escribió varias obras que se perdieron a lo largo de la historia y que defendían algunos de los principios cínicos. Entre sus principales ideas se encontraban la igualdad entre hombres y mujeres, ya que consideraba que todos son iguales sin importar su origen o sexo.

También rechazaba el modelo doméstico impuesto mientras defendía el eros cínico y la Kynogamia donde desaparecía la división entre lo público y privado. Por otra parte, esta filósofa criticaba el ideal de crianza y educación griega. En oposición a éste, Hiparquia consideraba que la educación debía centrarse en desarrollar las virtudes morales para así mejorar la sociedad.

Ejemplos de uso de la palabra cínico

  • El abogado es un cínico.
  • Ella usó un tono cínico y burlón al hablar conmigo.
  • Ese político es un cínico y mentiroso.

Sinónimos de cínico

descarado, desvergonzado, impúdico, obsceno, inmoral, falso

Antónimos de cínico

púdico, recatado, moral, sincero, franco

Preguntas frecuentes

¿Qué se entiende por cínico?

La palabra cínico describe a una persona mentirosa, descarada y desvergonzada. También puede referirse a aquellas personas que actúan con falsedad y desconfían de las demás personas. Por estas razones, las personas cínicas suelen no agradar a los demás y actuar en contramano a lo establecido por la sociedad.

¿Qué es el cinismo?

Por cinismo se entiende tanto la actitud de las personas cínicas como una corriente filosófica fundada en la Antigua Grecia. Dicha corriente filosófica fue creada por Antístenes y se caracteriza por elegir una vida opuesta a la establecida por la sociedad, en contacto con la naturaleza y alejada de lo material. Además, el cinismo desconfiaba de las convenciones e instituciones sociales y de cualquier precepto impuesto por la civilización.

¿Quiénes fueron los principales exponentes del cinismo?

Entre los principales exponentes del cinismo se encuentran Antístenes, su fundador, Diógenes de Sinope, su figura más representativa, Crates de Tebas e Hiparquia, entre otros.

Formato para citar
"Cínico". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/cinico/ Consultado: 7 de junio de 2024.


5 comentarios

  1. Gracias me patrcebunntema muy bueno e interesante pues habeces hace uno mal aplicación de la palabra en un contexto

  2. Gracias es muy interesante saber que la respuesta que se busca es amplia pare tener un mejor conocimiento y asi poder practical bendiciones

  3. Lo que nunca logré entender es cómo esta palabra llegó a significar hoy en día algo que es totalmente opuesto a lo que significaba originalmente en la Antigua Grecia: puesto que los cínicos auténticamente vivían lo que predicaban, ¿cómo es que hoy denotan personas falsas y descaradas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *