De Significados

Diferencia entre actitud y aptitud

Las palabras actitud y aptitud suelen generar confusiones por la similitud que existe entre ambas. Debido a que suenan muy parecido y solo se diferencian por una letra no es de extrañar que en ocasiones se empleen indistintamente. A grandes rasgos podemos decir que la aptitud es la capacidad para adquirir una habilidad y la actitud se basa en creencias y emociones personales.

Pero a la hora de ahondar en cada uno de estos conceptos hace falta hacer algunos comentarios previos. La personalidad del ser humano se conforma de una serie de rasgos multidimensionales que influyen en nuestras acciones y pensamientos. Es decir, estos rasgos suelen sentar las bases de nuestro estilo o filosofía de vida.

En este sentido, podemos decir que muchos de estos rasgos condicionan las actitudes que tenemos. Esto supone en gran medida cómo actuamos o reaccionamos en ciertas situaciones o lo que opinamos de ciertas cosas. De esta manera, la actitud es la tendencia de comportamiento que adquirimos por experiencia y a través del tiempo.

La diferencia entre actitud y aptitud se basa en que la primera se basa en la forma de ser de la persona y la segunda en su capacidad de aprendizaje.

Así, la actitud determina e influye la forma en que entendemos la vida o bien reaccionamos en ciertas situaciones. En definitiva, la actitud es un reflejo de la personalidad o forma de ser que tiene una persona. Y por ello, la actitud dispone cómo responde o reacciona una persona de acuerdo a sus experiencias.

En cuanto a la aptitud, como mencionamos antes, se trata de la capacidad que tiene una persona para adquirir una nueva habilidad. Esto significa que la aptitud condiciona nuestra experiencia de aprendizaje, la disposición que tenemos para aprender algo. A raíz de esto también suelen confundirse las habilidades de alguien con su aptitud para aprender.

Sin embargo, cabe señalar que las habilidades representan aquellos aprendizajes adquiridos por una persona. Mientras que la aptitud señala más bien lo que una persona puede llegar a aprender a futuro. A su vez, existen diferentes tipos de aptitudes que señalan habilidades de aprendizaje positivo en diversos campos.

Características y tipos

Existen diferentes factores que influyen en las actitudes de una persona como por ejemplo: los componentes afectivo, cognitivo y conductual, las experiencias personales, la educación, la familia, los prejuicios, entre otros. Por otra parte, hay 3 tipos de actitudes básicas: la actitud positiva, la negativa y la neutral.

Cuando una persona tiene una actitud positiva tiende a ser optimista, alegre, confiable, tolerante y flexible, considera que de los errores se aprende. En cambio, alguien con una actitud negativa es pesimista, celoso, duda o se frustra rápidamente ante cualquier inconveniente. Y la actitud neutral tiende a la indiferencia, el desapego o la ignorancia de lo que sucede a su alrededor.

También existen diferentes tipos de aptitud como por ejemplo: la habilidad creativa, el aprendizaje inductivo, la habilidad general, mecánica, numérica, verbal, simbólica, etc. Generalmente las aptitudes para aprender o hacer algo son algo innato en las personas, se relaciona con su inteligencia y capacidades.

Formato para citar
"Diferencia entre actitud y aptitud". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/diferencia-entre-actitud-y-aptitud/ Consultado: 19 de abril de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *