De Significados

Psicología jurídica

La psicología jurídica es la disciplina encargada de estudiar fenómenos psicológicos que afectan la conducta legal de las personas. En este sentido, esta disciplina evalúa, explica, previene y trata fenómenos conductuales, psicológicos y relacionales de este tipo. Para su labor, la psicología jurídica emplea métodos pertenecientes a la psicología científica.

De esta manera, podemos decir que la psicología jurídica estudia el comportamiento de los sujetos jurídicos. Como tal, esta disciplina cuenta con reconocimiento mundial por parte de numerosas asociaciones y organizaciones jurídicas. Dentro de la psicología jurídica se incluyen otras disciplinas relacionadas con su objeto de estudio.

Entre las subdisciplinas de la psicología jurídica podemos mencionar algunas como: la mediación, la psicología de la delincuencia, la policial y penitenciaria y la victimología. Además, esta rama de la psicología trabaja en conjunto con otras áreas como el derecho civil, laboral y penal, la psicología del menor y la familia, entre otros.

La psicología jurídica estudia fenómenos psicológicos que afectan el comportamiento legal.

Los especialistas en psicología jurídica cuentan con una serie de funciones relacionadas con la evaluación y diagnóstico de los actores jurídicos. Además, se dedican a asesorar a los diferentes organismos judiciales en cuestiones relacionadas con la disciplina. También pueden dedicarse a diseñar programas para prevenir, tratar, rehabilitar y reintegrar a los actores jurídicos.

Otra función que cumplen estos especialistas se refiere a la formación de los profesionales del sistema legal. En este sentido, los psicólogos jurídicos pueden enseñar contenidos y técnicas psicológicas que resultan de utilidad para su labor. También pueden dar asistencia a las víctimas y realizar campañas para prevenir la criminalidad.

Dadas sus características, la psicología jurídica puede aplicarse en diferentes ámbitos de la sociedad. De esta manera, por lo general se la emplea en el derecho penal, pero también puede utilizarse en la psicología penitenciaria. Incluso resulta de utilidad para las instancias de mediación y cómo se puede preparar el encuentro y llegar a un acuerdo.

Características de la psicología jurídica

Como ya hemos mencionado, la psicología jurídica se trata de una rama especializada de la psicología. De esta manera, esta disciplina emplea conocimientos clínicos, técnicas de evaluación y diagnóstico pertenecientes a la psicología. Esto les permite estudiar el comportamiento humano desde una perspectiva jurídica y legal.

Al vincularse al ambiente jurídico, esta disciplina puede aplicarse a los diferentes contextos de esta área. Es decir, se la puede aplicar al ámbito policial, a la atención de las víctimas, en los institutos de menores y en los tribunales. Al vincular dos disciplinas, la psicología jurídica relaciona las leyes con el comportamiento humano.

Así, la psicología jurídica estudia el comportamiento humano y los procesos mentales con respecto a las leyes de una sociedad. Esto permite configurar dichas leyes, cómo se las aplica y las consecuencias legales del comportamiento humano. Por otra parte, y como ya hemos mencionado, la psicología jurídica puede aplicarse a diferentes ámbitos jurídicos.

Esta disciplina puede aplicarse al derecho civil, laboral, penal e incluso a la mediación. En el derecho civil puede evaluar daños y perjuicios, casos de divorcios, adopción, violencia familiar, entre otros. Donde más provecho se le da es en el derecho penal para evaluar a las víctimas y los victimarios, el estado mental de los sujetos, razones imputables o inimputables, entre otras.

Formato para citar
"Psicología jurídica". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/psicologia-juridica/ Consultado: 13 de abril de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *