Sentimiento

El término sentimiento hace referencia a lo que siente o experimenta una persona en respuesta a un elemento o situación que lo afecta. Aquello que genera el sentimiento en la persona puede tener orígenes variados; en ocasiones se trata de un objeto material y en otras de un evento o suceso relacionado a otra persona.

El sentimiento que se despierta en una persona puede ser positivo o negativo. Así mismo este sentimiento puede tener consecuencias tanto para su estado anímico como para su estado físico.

Es habitual que en consecuencia de un sentimiento negativo persistente aparezcan síntomas de enfermedades como, por ejemplo, la depresión. La falta de apetito, la caída del cabello, el malestar estomacal y los nervios son otros de los efectos relacionados a sentimientos fuertes.

Algunos ejemplos de sentimientos pueden ser:

  • El afecto: es una sensación de placer y cariño que se siente al estar junto a una persona querida.
  • El amor: sentimiento de cierta complejidad que se experimenta con amigos, familiares o la pareja.
  • La gratitud: es el deseo de agradecer que se experimenta para con una persona o situación.
  • El odio: se trata de un sentimiento tan fuerte como el amor pero muy negativo y que implica desprecio.
  • La tristeza: es uno de los estados negativos que puede desembocar en llanto u otras acciones no favorables.
  • Los celos: son un sentimiento que implica temor a perder a alguien querido por la influencia de un tercero.
  • La envidia: este sentimiento implica desear algo que no se tiene y le pertenece a otro.

Los sentimientos son muchos y muy variados. Tienes raíces diversas y en cada persona se manifiestan de diferentes formas. La intensidad de los mismos también varia en cada sujeto, así como su persistencia. De ellos depende gran parte de la vida de una persona, ya que en función de ellos se logran o no objetivos, metas y planes, por ejemplo.

Diferencia entre sentimiento y emoción

Si bien suelen confundirse ambos términos y a veces usarse como sinónimos, lo cierto es que representan diferentes cuestiones.

La emoción es la primera reacción que existe ante un estímulo, por ejemplo el temor. Mientras que el sentimiento es la manera en que esa emoción se manifiesta, como podría ser la tristeza. La emoción suele ser breve y pasajera, pero el sentimiento que se desencadena producto de esta, puede persistir y durar mucho tiempo.

Primero surge la emoción, la cual se genera a nivel biológico como respuestas químicas y neuronales. Luego nace el sentimiento, que proviene de un pensamiento consciente. Este persiste tanto como se lo mantenga o desee.

Un ejemplo de esto sería una situación donde una mujer se entera de que le han robado a su hija en la calle. Su primera reacción es el temor ante lo que pudo haberle pasado. Esa es la emoción. Sin embargo, pasado un tiempo, la mujer se entristece cada vez que su hija sale. Esa tristeza nace de aquella primera emoción y de la angustia ante la posibilidad de otro robo.

Sinónimos de sentimiento

sensación, sensibilidad