Antisocial

Se conoce como antisocial a todo aquello que atente contra la sociedad o que sea contrario al orden social establecido. La palabra antisocial es un neologismo híbrido. Está conformada por el prefijo anti de origen griego que significa opuesto; la palabra latina socius que significa compañero, y el sufijo latino al que indica relativo a.

El término antisocial suele emplearse de manera corriente relacionado con aquellas conductas que infringen las normas de la sociedad. Pero también se utiliza para definir una patología psiquiátrica conocida como Trastorno Antisocial de la Personalidad.

Los graffitis suelen tener cierta carga antisocialAntisocial

Ambas acepciones de la palabra dan lugar a confusión teniendo en cuenta las similitudes. Podemos afirmar, sin embargo, que no siempre alguien que presente una conducta antisocial presentará la patología psiquiátrica. Muchas veces un proceder antisocial revela una personalidad criminal, delictiva.

El comportamiento antisocial

Para caracterizar como antisocial un comportamiento, tenemos que basarnos en la perspectiva de la defensa de la sociedad y sus normas. Puesto de esta manera, cualquier comportamiento que atente contra la integridad del orden social, será considerado antisocial y hasta criminal o vandálico.

El derecho penal tiene como función responder a los actos antisociales.

Por otro lado, existen movimientos que reivindican las conductas antisociales. Estas agrupaciones optan deliberadamente por atacar el orden establecido. Ya sea como lucha social o como contracultura, se presentan como una alternativa para quienes no se sienten identificados con la sociedad tal y como está constituida.

La incorporación de lo antisocial

Con el correr del tiempo, muchas conductas antisociales han sido legitimadas y aceptadas por la sociedad en su conjunto. Esto se debe a las modificaciones en las maneras de pensar y concebir ciertas cuestiones que culminan con la modificación de la normativa vigente.

Un ejemplo puede ser el caso de la homosexualidad, que estaba mal vista y se consideraba una afronta contra los valores de la sociedad. Hoy por hoy, esta característica está siendo no solamente tolerada sino aceptada y contemplada por las leyes de muchos países.

Otro caso que entra dentro de esta categoría es lo que en varios países de latinoamérica se conoce como escrache. El escrache consiste justamente en la denuncia directa en un domicilio ya sea privado o público. Los manifestantes se dirigen al lugar en cuestión con cantos, carteles e inclusive se realizan pintadas alusivas.

¿Es lo mismo antisocial que asocial?

Por más que muchas veces se confunden ambos términos, no son sinónimos. Es muy común escuchar que se etiqueta a alguien como antisocial por no salir de su casa o asistir a fiestas o eventos. Este comportamiento no es antisocial sino asocial. La persona asocial carece de interés en la interacción social, no gusta de estar rodeada de multitudes y prefiere las actividades solitarias. A diferencia del antisocial, que presenta una hostilidad activa contra la sociedad y/o sus reglas.

Dentro de la sociedad existen valores, normas y modelos preestablecidos que facilitan la convivencia entre los individuos. Pero al tratarse de individuos precisamente, no todos comparten la misma empatía o aprobación por cómo está organizada la sociedad. La manera en que los individuos se adaptan al conjunto depende por un lado del grado de conformidad o libertad que presenten así como de la tolerancia que muestre la sociedad.

Sinónimos de antisocial

inadaptado, inconformista, rebelde, revolucionario

Antónimos de antisocial

adaptado, amoldado, resignado, tolerante