Afecto

El afecto se le llama al aprecio o la afición que sentimos por alguien o algo. Esta palabra también se emplea para referirse a una persona que presta servicio o ejerce alguna función en una institución determinada. En cuanto al afecto como sentimiento por algo o alguien, por lo general se demuestra con diferentes acciones.

Las formas más comunes de demostrar el afecto que sentimos hacia alguien es con pequeñas atenciones. El afecto, como sentimiento de aprecio, se origina a partir de la relación que tenemos con el objeto de nuestro afecto. De esta manera, resulta difícil sentir afecto por cosas o personas con las que no hemos interactuado jamás.

Por lo general, el afecto suele ser recíproco ya que es un sentimiento vinculante entre dos partes. Sin embargo, esto no resulta siempre de esta manera, en algunas ocasiones suele haber solo una persona sintiendo afecto por la otra y no ser correspondida. Cuando el afecto es recíproco quiere decir que recibimos atenciones de igual manera que las brindamos.

El afecto es el sentimiento de aprecio que sentimos por alguien.

Considerando que el afecto es un sentimiento, una emoción que profesamos por una persona u otra cosa. Debido a su naturaleza, las formas más comunes de demostrar nuestro afecto a alguien es con atenciones, caricias, cuidados o diferentes gestos de cariño. De esta manera, todas aquellas demostraciones afectuosas cargadas de emoción son muestras del afecto que sentimos por algo o alguien.

En cierta forma, el afecto es una parte esencial del ser humano como criatura social y sintiente. Se trata de algo que sentimos irrevocablemente por nuestros seres queridos e incluso por nuestras mascotas. Los humanos necesitan sentir afecto hacia otros y a la vez recibir afecto de otras personas.

Esta necesidad aparece a edad temprana en la vida de cualquier persona, desde pequeños necesitamos del afecto de nuestros padres. A medida que crecemos iremos desarrollando y sintiendo afecto por las personas y seres que nos rodean. Nuestra familia es, por lo general, la principal fuente de afecto en la vida, donde recibimos y aprendemos a sentir afecto.

Características del afecto

La palabra afecto deriva del término affectus del latín que hace referencia a un tipo de pasión del ánimo. Como tal, el afecto puede definirse como esa inclinación cariñosa o amorosa que sentimos por algo o alguien. Por ejemplo: “María y yo somos amigas hace años, siento un gran afecto por ella”.

Si bien se trata de una necesidad y sentimiento que experimentamos a lo largo de nuestra vida, el afecto debe ser demostrado. Esto quiere decir que no se debe dar por hecho o creer que los demás saben el afecto que les tenemos si no se lo demostramos. Para ello es importante expresar cuánto los apreciamos y tener gestos que lo demuestren.

Claro está que existen numerosas formas de demostrarles a los demás el afecto que les tenemos. Expresarlo con palabras, gestos o acciones son las formas más comunes de hacerlo, también podemos ayudarlos o darles pequeños presentes. La idea es que la otra persona sea una receptora activa de este afecto que sentimos por ellos.

Sinónimos de afecto

aprecio, apego, adoración, devoción, estima

Antónimos de afecto

aborrecimiento, rencor

Formato para citar (APA)

“Afecto” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/afecto/ [Consultado: ].