Esquizofrenia

El término esquizofrenia proviene del idioma griego y está formado por dos palabras, por un lado schizein que significa dividir, hendir o romper, y phrēn que se traduce como mente, entendimiento o razón. Se entiende a la esquizofrenia como una patología, que agrupa a varios trastornos mentales los cuales son graves y crónicos.

La esquizofrenia engloba 7 subtipos de trastornos mentales, por lo que cada persona con esta afección puede tener diferentes manifestaciones o síntomas.

La característica común de todas las personas que padecen esquizofrenia es que tienen dificultad, para distinguir lo que es real de lo que no lo es.

Síntomas más frecuentes que genera la esquizofrenia

  • Pensamientos confusos y alejados de la realidad
  • Alucinaciones auditivas, visuales, olfativas y táctiles
  • Problemas para percibir la realidad
  • Lenguaje y pensamientos desorganizados
  • Delirios
  • Trastornos afectivos y emocionales
  • Aparición de creencias no habituales y/o desarrollo de obsesiones
  • Aislamiento social
  • Alteraciones del sueño
  • Problemas para mantener la atención y para recordar hechos
  • Problemas para cumplir con las rutinas diarias de la escuela, trabajo o vida social
  • Dificultad para tomar decisiones simples
  • Aparecen ideas de suicidio

Es poco frecuente que los individuos con esquizofrenia tengan episodios de violencia hacia otras personas, en general esta enfermedad mental no provoca este tipo de reacciones.

Las personas con esquizofrenia suelen padecer otras patologías que complican más el cuadro como la drogodependencia, depresión y trastorno de ansiedad, adicción al alcohol, entre otros.

No se conocen las causas que provocan la aparición de la esquizofrenia. Aunque se cree que puede haber una predisposición o herencia genética y factores perinatales que pueden colaborar en su desarrollo.

En general se diagnostica a las personas esquizofrénicas en la adolescencia o en la edad adulta joven. En esta época aparecen síntomas evidentes de este problema de salud. Es poco frecuente, pero existe la esquizofrenia infantil, la cual puede aparecer a partir de los 5 años.

La esquizofrenia no se cura, pero si existe tratamiento para controlar los síntomas y que la persona tenga una buena calidad de vida.

El uso de medicación y la psicoterapia permiten mejorar y reducir los trastornos que padecen las personas con esquizofrenia. En la mayoría de los casos, el tratamiento no requiere de internación. Solo en pacientes con esquizofrenias muy graves se necesita de hospitalización.

Si se suspende la medicación los síntomas reaparecen, por eso deben tomar la medicación durante toda su vida.

Las personas con esquizofrenia sufren de problemas en su vida a causa de la enfermedad tanto en su familia, trabajo y entorno social. Muchas individuos con esquizofrenia llegan al suicidio por estar solas y no tener personas que los ayuden ni acompañen en el tratamiento.

Gran parte de los pacientes con esquizofrenia no pueden vivir solos, por lo que necesitan estar con personas que los ayuden y de esta manera evitar recaídas, para mantener una vida organizada.

 Sinónimos de esquizofrenia

psicosis, trastornos psicóticos, delirio, insania, alineación

Antónimos de esquizofrenia

cordura, juicio