Catarsis

La palabra catarsis proviene del griego katharsis que significa purificación o purga. Si bien este término tiene varias acepciones según el contexto en que se utilice, su concepto original no varía. La catarsis hace referencia a una experimenta purificadora, ya sea espiritual, física o mental.

Aristóteles describió este término en la definición de tragedia. Según este filósofo, los espectadores de la tragedia harían catarsis al experimentar el miedo y la compasión, liberando así a su alma de dichos sentimientos.

Aristóteles consideraba que el espectador de la tragedia lograría experimentar las bajas pasiones de los personajes. Al compenetrarse con la obra, el espectador vería el castigo sin tener que sufrirlo en carne propia. Así, podrían evitar caer en dichas tentaciones liberando a su espíritu de tal peso.

Catarsis y psicoanálisis

Sigmund Freud se apropió del concepto de catarsis para otorgarle un sentido terapéutico. El método catártico para este doctor supuso la utilización de la terapia para desbloquear la mente del paciente. Ya sea mediante la terapia cognitiva o la hipnosis, se buscaba liberar recuerdos traumáticos. Con el método catártico se traían estas vivencias a la conciencia del paciente para poder hablarlas y así superar estos traumas.

Catarsis dentro de la medicina

Este término empleado dentro del ámbito médico implica la evacuación de alguna cavidad del organismo. Esta evacuación puede ser de origen natural o artificial, es decir, inducida. En el segundo caso podemos ejemplificar refiriéndonos a los medicamentos purgantes recetados con el fin de eliminar parásitos o de suprimir un estado de intoxicación.

Otros ejemplos de catarsis

Dentro de la fe católica hay un concepto religioso que se basa en la experiencia de la catarsis: el purgatorio. En el purgatorio, las almas podrán liberarse de todo pecado. Así podrán alcanzar un estado de purificación que les permitirá entrar al reino de los cielos.

También dentro del plano espiritual, nos encontramos con otra variante del vocablo catarsis cuando nos referimos a la práctica del exorcismo. En este ejercicio se busca expulsar a un ente maligno de una persona, objeto o espacio. Una vez conseguido este objetivo mediante los rituales pertinentes, se cree que se logra la catarsis al liberar del mal a aquello que se veía afectado.

Hay muchos países que se han sumado a la realización del Festival de la Risa. Este festejo tiene como fin hacer catarsis a través de la risa para liberar a la población de la tristeza y angustia que generan las crisis actuales. Es sabido que la risa se considera un ejercicio sanador, por lo cual nadie duda del efecto catártico que posee.

El arte también se emplea en muchos casos como una práctica catártica. Suele darse en situaciones traumáticas o de mucha angustia que no permiten una exteriorización verbal directa. Así, la persona atormentada por estos sentimientos, los canaliza a través de la creación artística, lo cual le otorga un profundo desahogo.

La catarsis implica una limpieza o descompresión.

Usos corrientes del término

En la actualidad, la palabra catarsis suele emplearse de manera habitual para referirse a la transformación que experimenta alguien luego de alguna experiencia que lo conmueva profundamente. A continuación citaremos unos ejemplos:

“Una vez que me animé a decirle lo que pensaba, experimenté una especie de catarsis y logré relajarme.”
“El duelo le está resultando muy duro de llevar, espero que pueda hacer catarsis y sacar toda esa tristeza que lo atormenta.”

Sinónimos de catarsis

limpieza, purga, purificación

Antónimos de catarsis

corrupción