Conciencia

Se conoce por conciencia al conocimiento que tiene el ser humano de su propia existencia y de sus acciones. También se vincula la conciencia con el tener conocimiento propio y responsable sobre alguna cosa. En este sentido, se habla de tener consciencia de las propias responsabilidades, deberes e incluso de lo que sucede.

El segundo significado de conciencia se basa en la idea de conocer y saber las normas de convivencia, lo que sucede en el mundo, etc. La palabra conciencia deriva del término conscientia del latín que significa conocimiento compartido. Por esta razón se suele definir a la conciencia como el conocimiento de uno mismo y del entorno que lo rodea.

Cuando se toma la conciencia como un saber compartido, colectivo se la puede relacionar con la moral. En este sentido, la conciencia se refiere al conocimiento de las reglas de una sociedad, las conductas y actitudes aceptadas socialmente. Pero desde una perspectiva individual, la conciencia tiene que ver con la percepción de estímulos internos y externos.

La conciencia señala el reconocimiento propio y de las reglas morales.

La definición exacta del término conciencia genera una serie de debates y controversias. En primer lugar porque se trata de un concepto de la psicología, pero también porque contiene significados morales. En este sentido, el campo científico que busca generar inteligencia artificial requiere una máquina o un programa con una conciencia artificial.

Los debates relacionados con la inteligencia artificial consideran que una máquina no podría tener una conciencia real. Las máquinas y computadoras actúan según su programación, es complejo conseguir que piense, capacite y reflexione igual que una persona. Por esta razón el trabajo en este campo despierta numerosos debates que incluyen argumentos éticos y hasta religiosos.

Los usos del término conciencia son variados y abarcan distintos aspectos de la vida. En primer lugar se lo relaciona con el reconocimiento, tener sentido propio y poder captar la realidad. El concepto de conciencia tiene un aspecto psicológico referido a la percepción de uno mismo y del entorno. Y también tiene un aspecto gnoseológico-metafísico relacionado con el conocimiento del ser humano en general.

Aspectos y características de la conciencia

Como hemos señalado anteriormente, la conciencia puede vincularse al conocimiento de las normas y de la moral. En este sentido, el papel de la conciencia tiene que ver con poder reconocer lo que está bien de lo que está mal. La conciencia nos ayuda a guiar nuestras acciones, el poder decidir si actuaremos correctamente o no.

Relacionado con este concepto se encuentra el de conciencia social y/o política. Este concepto tiene que ver con el conocimiento de una persona de los otros miembros de la comunidad. O incluso se la puede relacionar con la concientización ecológica, el reconocer las actitudes negativas que contaminan y dañan al medio ambiente.

La conciencia humana se trata de una serie de procesos cognitivos relacionados entre sí que son propios de la especie Homo Sapiens. La conciencia es el reconocimiento de uno mismo, saberse humano que existe y saber cómo se encuentra y lo que hace. Esto le da la capacidad a los humanos de poder decidir lo que pueden hacer y realizar juicios éticos.

Formato para citar (APA)

“Conciencia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/conciencia/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *