Psicología científica

La psicología científica como disciplina formal surge en el siglo XIX a partir de la psicofísica. Esta ciencia intentaba medir los datos mentales de manera cuantitativa a la vez que pretendía vincular lo físico con lo psicológico. Fue a partir de esta disciplina que la psicología comenzó a ser considerada una ciencia objetiva.

El origen de esta ciencia y los primeros experimentos se le atribuyen al filósofo alemán Wilhelm Wundt. Wundt fundó el primer laboratorio de psicología científica en la ciudad alemana de Leipzig en el año 1879. Fue gracias a los estudios de Wundt y sus discípulos que se lograron numerosos avances del conocimiento sobre procesos mentales y de la conducta.

Aunque Wilhelm Wundt incursionó en materia de psicología científica, también fue un reconocido fisiólogo y filósofo. Fue un gran pensador que adquirió reconocimiento por su trabajo y sus numerosas obras. Aunque también se lo reconoce como el padre del estructuralismo, su laboratorio de psicología científica marcó un hito en la materia.

La psicología científica es la que estudia la mente y la conducta humana a través del método científico.

Este laboratorio fue el espacio para que otros dejaran sus aportes a la psicología científica. Un ejemplo de ello se encuentra de la mano del psiquiatra alemán Emil Kraepelin, este fue el fundador de la psiquiatría científica. Otro ejemplo se encuentra con Charles Spearman, un psicólogo inglés que propuso la teoría bifactorial.

Entre los grandes exponentes de la psicología científica se encuentran figuras como la del psicólogo y neurólogo francés Pierre Janet. Janet explicó los comportamientos amnésicos que se producen en personas con personalidad múltiple en su teoría del automatismo psicológico. También estudió acerca de los usos de la hipnosis y cómo lograba solucionar los problemas de histeria.

Durante el siglo XX, las escuelas estadounidenses y soviéticas de psicología concordaban acerca de epistemologías positivistas y planteos experimentales. Esto hizo que la psicología entrara en el campo de las ciencias naturales y se produjo un cambio en el objeto de estudio. A partir de ese momento, el objeto de estudio dejó de ser la mente para ser la conducta.

Estudios y aportes de la psicología científica

Aunque se había empezado a estudiar la conducta, a mediados del siglo XX se volvieron a concentrar en los procesos mentales. La diferencia estaba en que siguieron empleando métodos experimentales propios del conductismo. De igual manera se mantuvieron los enfoques epistemológicos positivistas propios de las ciencias naturales.

Los aportes de esta disciplina logró que se pudieran combinar tanto las teorías como las prácticas cognitivas y conductuales. Esto posibilitó que surgieran técnicas que permitieran resolver problemas individuales y sociales. Generalmente se utilizan terapias que han sido probadas científicamente para estos fines.

Cabe señalar que la psicología científica excluye otras psicologías alternativas, también denominadas pseudopsicologías. Esto se debe a que esas otras disciplinas no incluyen el método científico en sus estudios y prácticas. Un ejemplo de estas psicologías alternativas no científicas es la parapsicología, sin dudas un tipo de psicología fuertemente criticada.

Formato para citar (APA)

“Psicología científica” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/psicologia-cientifica/ [Consultado: ].