Psicología social

La psicología social se trata de una subdisciplina de la psicología. Como tal, la psicología social tiene por objeto de estudio la conducta de las personas en relación al contexto social. De esta manera, esta disciplina se interesa en el funcionamiento mental, emocional y conductual del ser humano y la posible influencia que tienen aquellos que lo rodean.

Algunos profesionales de la psicología consideran a la psicología social como una especie de ciencia intermedia. En este sentido, la caracterizan como una disciplina que se enfoca en el estudio de las interacciones sociales de manera instrumental y operativa. Desde su punto de vista, el objetivo de esta disciplina apunta a lograr un plan para el cambio social.

Al centrarse en el individuo y sus interacciones, la psicología social se centra en las tres dimensiones características de una persona. Dichas dimensiones son: En primer lugar el mismo individuo con sus probabilidades para sociabilizar; luego se encuentran las formas de sociabilizar del individuo y por último el individuo en circunstancias específicas.

La psicología social estudia la conducta y relaciones del hombre en su entorno social.

Debido a que la psicología social es una subdisciplina de la psicología, se relaciona y percibe de distintas maneras desde las demás disciplinas psicológicas. Otras ramas de la psicología tienen su propia interpretación sobre la psicología social, como ocurre con el conductismo o el psicoanálisis, por ejemplo.

La impresión de estas otras ramas de la psicología sobre la psicología social se relacionan con su propio objeto de estudio. Así, el conductismo considera que esta disciplina estudia la conducta del sujeto en relación a otras personas y/o el medio que lo rodea. Para el psicoanálisis, por su parte, la psicología social estudia la parte inconsciente del individuo que termina influyendo en lo social.

La visión más actual de la psicología considera que esta rama psicológica estudia aquellos aspectos propios de la diversidad y división social. Otra perspectiva centrada en la psicología grupal instala a la psicología social como el punto medio entre el individuo y el colectivo. Esto se fundamenta en parte porque entre los temas de interés de la psicología social se encuentran los grupos sociales.

Historia y características de la psicología social

Esta disciplina tiene sus orígenes en la psicología de los pueblos propuesta por el psicólogo alemán Wilhelm Wundt. La obra de Wundt publicada en 1879 señaló el rol del individuo en la sociedad y la influencia y relación que existe entre ambos. Para Wundt existe un claro vínculo entre la persona y la sociedad, a la vez que ambos se complementan entre sí.

Aunque la psicología de los pueblos sea el principal antecedente de esta disciplina, por lo general se le atribuye su origen al sociólogo francés Auguste Comte. Desde sus inicios la psicología social se centró principalmente en el estudio del comportamiento de las personas. Aquí se detienen en las distintas relaciones sociales posibles (entre sujetos, grupos y sociedades).

Dentro de la psicología social se encuentran distintas subdisciplinas enfocadas a temas específicos. Así podemos mencionar algunas como la psicología social aplicada, la psicología social cognitiva o la psicología social comunitaria. Cada una de estas se dedican a estudios específicos con distintos objetivos científicos.

Formato para citar (APA)

“Psicología social” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/psicologia-social/ [Consultado: ].