De Significados
Salud

Onicofagia

La palabra onicofagia hace referencia a la costumbre o hábito de comerse las uñas. En este sentido, la onicofagia señala la costumbre compulsiva de comerse las uñas que pueden tener algunas personas. Esta palabra deriva de los términos onyx y phagein del griego que significa uña y comer, respectivamente.

Podría decirse que la onicofagia es un síntoma frecuente de ansiedad, estrés y/o nerviosismo. Cuando la costumbre de comerse las uñas se vuelve algo crónico puede ser un reflejo de aburrimiento, hambre o inactividad. Pero también puede ser una clara señal de algún tipo de desorden emocional o mental como los mencionados anteriormente.

Entre las causas que pueden originar la onicofagia se distinguen principalmente dos. Por un lado pueden ser causas de tipo psicológico vinculadas con la angustia, la ansiedad, estrés, nervios o algún estado compulsivo. Estas causas pueden ser provocadas por alguna situación que altera a la persona en cualquier ámbito de su vida.

La onicofagia es el hábito de comerse las uñas.

La otra causa de la onicofagia es de tipo psicosomática. Estas causas incluyen cualquier motivo que afecta a la persona a nivel emocional. Algunos ejemplos pueden ser: cambios o problemas familiares, estar bajo presión por alguna razón, sufrir violencia doméstica e incluso la pérdida de algún ser querido. También pueden ser razones más bien personales como tener baja autoestima, alguna frustración o timidez.

Más allá de las causas que provocan esta costumbre, cabe mencionar algunas consecuencias negativas. En primer lugar se encuentra la transmisión de gérmenes de las uñas a la boca y viceversa. Esto puede llegar a causar que los dedos se hinchen y hasta que aparezca alguna infección. Relacionado con esto, comerse las uñas de forma compulsiva puede llevar a comer también las cutículas y la piel de los dedos y provocar heridas.

Además de los gérmenes y heridas que puede ocasionar la onicofagia, también puede dañar los dientes. Esto se debe a que, si la onicofagia es una costumbre a largo plazo, se termina dañando la sustancia adamantina de la parte frontal de los dientes. También puede provocar afecciones y patologías de todo tipo como la formación de verrugas o paroniquia crónica (inflamación en el tejido celular de manos y dedos).

Tratamiento de la onicofagia

Habiendo mencionado las causas y las consecuencias de padecer onicofagia, cabe mencionar que este hábito puede controlarse. Los profesionales médicos pueden tratar o controlar esta costumbre recetando algunos remedios como antidepresivos o antipsicóticos. Pero también se recomienda ingerir vitamina B ya que aumenta la serotonina del cerebro y disminuye la compulsión de morderse las uñas.

También se puede tratar y controlar esta compulsión con terapia conductual que promueve cambios de hábitos en el paciente. Esto se debe a que, como ya hemos mencionado, las causas de esta costumbre son psicológicas y psicosomáticas. Por lo que tratar las posibles causas de esta compulsión pueden ayudar a erradicarla.

La onicofagia suele presentarse comúnmente en niños y adolescentes y desaparecer en la adultez. Pero a veces puede retomarse en edad adulta por las causas ya mencionadas como una señal de nerviosismo o ansiedad. Así, la onicofagia es una clara señal de esos trastornos y suele ser algo inconsciente que no pueden controlar.

Formato para citar
"Onicofagia". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/onicofagia/ Consultado: 18 de junio de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *