Polipnea

Se conoce como polipnea a la frecuencia respiratoria acelerada y de mayor profundidad. Médicamente se considera que la polipnea es una especie de combinación entre taquipnea y batipnea. La taquipnea es la respiración rápida y de frecuencia elevada, la batipnea es el tipo de respiración profunda.

Debido a que la polipnea es una combinación de otras condiciones respiratorias, no siempre es aceptada o conocida. El diccionario de la Real Academia Española no lo acepta a pesar de que se trate de una condición habitual. Una de las principales causas de polipnea puede ser debido a un cuadro febril o generalmente por un trastorno pulmonar.

Otra causa común de polipnea puede ser una reacción adversa a algún medicamento. La polipnea puede ser ocasionada además por las siguientes razones: Patologías respiratorias como el asma bronquial o una bronquitis, un cuadro de neumonía o una enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

polipnea

La polipnea es una frecuencia respiratoria acelerada y profunda.

Fuera de causantes pulmonares como las antes mencionadas, la polipnea puede causarse por: Un cuadro de shock, fallos de tipo multiorgánico o episodios continuos de sepsis. La polipnea puede presentarse junto a otras complicaciones como la taquicardia o cianosis peribucal (que la piel presente una coloración azulada, principalmente en los labios).

Cualquier persona que presente síntomas de polipnea debe consultar con un médico. Es esencial constatar si se padece esta condición para que pueda ser tratado. Cuando se le realicen los estudios pertinentes y se diagnostique la polipnea, el médico decidirá cuál es el mejor tratamiento a seguir en su caso.

Algunos de los tratamientos más comunes para esta condición respiratoria son: Usar oxígeno suplementario, ya sea mochilas de oxígeno o inhaladores. Las nebulizaciones son uno de los principales tratamientos que se recomiendan, también pueden recetarse medicamentos para la polipnea. Si se trata de un caso de mayor gravedad se termina aconsejando algún método de ventilación mecánica.

Efectos y características de la Polipnea

A pesar de las diferentes causas que pueden ocasionar la polipnea, cabe destacar que es una condición muy frecuente entre recién nacidos. En la actualidad es un caso muy habitual que se viene extendiendo de hace un tiempo, por lo que los médicos ya saben cómo lograr que los bebés superen esta condición respiratoria.

Antes mencionamos que la polipnea pareciera ser una combinación entre otras condiciones respiratorias. Esas son la taquipnea, respiración acelerada, y la hiperpnea, se respira gran cantidad de oxígeno. En base a estas otras condiciones respiratorias, podemos decir que la polipnea se caracteriza por una respiración acelerada y profunda.

Las complicaciones que puede traer aparejada la condición de polipnea pueden derivar en una condición conocida como respiración de Kussmaul. Esta condición respiratoria es producto de una diabetes. El que descubrió esta condición respiratoria fue el médico alemán Adolph Kussmaul estudiando casos de coma diabético.

En los adultos se considera que la frecuencia respiratoria normal, o eupnea, se encuentra entre 14 y 20 respiraciones por minuto. Cuando los valores son inferiores o superiores a estas cifras se considera que existe una alteración en la frecuencia respiratoria. La polipnea es una de esas alteraciones en la frecuencia respiratoria normal.

Formato para citar (APA)

“Polipnea” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/polipnea/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *