De Significados

TDAH

El término TDAH es la sigla para el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Dicho trastorno es una condición crónica de las personas que tienen dificultad para prestar atención, padecen hiperactividad e impulsividad. Por lo general, este trastorno se presenta en la niñez, pero puede llegar a persistir en la edad adulta.

¿Qué es y en qué consiste el TDAH?

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que se origina en la infancia y suele afectar a quienes lo padecen a lo largo de la vida. Este trastorno se caracteriza por tres síntomas principales que son el déficit de atención, la hiperactividad y la impulsividad. Sin embargo, se lo considera como un trastorno cuando dichos síntomas son más frecuentes e intensos que lo normal para la edad.

Además de la frecuencia e intensidad, para que también se considere un trastorno estos síntomas deben interferir en la vida cotidiana del individuo. Por otra parte, es importante señalar que no todos los niños que padecen este trastorno presentan los mismos síntomas. En este sentido, la intensidad de los síntomas pueden ser de leve a grave y presentar diferentes comportamientos asociados al trastorno.

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que se caracteriza por la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad.

Junto con los síntomas característicos del TDAH es posible que se presenten otros relacionados a este trastorno. De esta manera, los niños que padecen TDAH suelen tener baja autoestima, un rendimiento escolar bajo y problemas para relacionarse. Por lo general, los síntomas tienden a disminuir con el paso de los años, pero algunos padecen algunos de estos síntomas toda su vida.

¿Cuáles son los síntomas asociados al TDAH?

Como ya hemos mencionado, los principales síntomas asociados al TDAH son la falta de atención y un comportamiento hiperactivo e impulsivo. Por lo general, los síntomas del TDAH aparecen durante los primeros años de la niñez, entre los 3 y 12 años. Los síntomas del TDAH pueden presentarse en diferentes niveles de intensidad que van desde lo leve a lo grave.

Aunque aparecen y se desarrollan durante la niñez, en muchos casos los síntomas del TDAH perduran en la edad adulta. Por otra parte, este trastorno suele presentarse con mayor frecuencia en hombres que en mujeres. Y con respecto a esto, los comportamientos asociados al trastorno suelen presentarse de forma diferente en niños y en niñas.

Falta de atención

Con cada síntoma del TDAH pueden darse una serie de comportamientos que ayudan a identificar si existe o no el trastorno. De esta manera, el síntoma de falta de atención suele caracterizarse por las siguientes conductas: Le cuesta prestar atención a los detalles, comete errores en las tareas o tiende a ser descuidado.

Uno de los principales síntomas del TDAH es la falta de atención.

Los niños que presentan falta de atención tienen dificultad para concentrarse en los juegos o las tareas. A la vez le cuesta seguir instrucciones, tiene problemas para organizarse, le disgustan las actividades que exigen concentración y esfuerzo mental. Tiene mucha facilidad para distraerse, se le olvidan las tareas que tiene que hacer, a veces no escucha cuando le hablan y tiende a perder las cosas.

Hiperactividad e impulsividad

Cuando el niño presenta síntomas de hiperactividad e impulsividad suele presentar las siguientes conductas: Está inquieto, le cuesta estar sentado, prefiere estar moviéndose constantemente. Por ello suele andar de acá para allá, no le gusta participar en actividades tranquilas, suele hablar mucho y ser impaciente.

A raíz de su impaciencia e impulsividad suelen interrumpir a los demás cuando hablan, responder antes de tiempo o preguntar cosas continuamente. Además les cuesta esperar su turno para cualquier cosa, se entromete en todo tipo de situaciones. Con respecto a esto último, los niños con síntomas de hiperactividad suelen interrumpir actividades, conversaciones y juegos debido a su impulsividad.

Otros síntoma asociados

Junto con los síntomas y conductas ya mencionados puede ocurrir que se presenten otros tales como: Baja autoestima, cometer errores y correr riesgos innecesarios generalmente por descuido, tienden a fantasear y hablar mucho. Pueden presentar dificultades para socializar con los demás, para resistir la tentación y suelen olvidar o perder cosas con frecuencia.

Tipos de TDAH

Tal como hemos mencionado antes, los síntomas de este trastorno pueden aparecer con diferentes niveles de intensidad. Pero también puede clasificarse el trastorno según los síntomas que presenta el paciente. En este sentido, existen tres subtipos de TDAH basados en la predominancia de los síntomas principales.

  • Falta de atención predominante. Se da cuando el niño presenta mayor cantidad de síntomas relacionados con la falta de atención.
  • Conducta hiperactiva/impulsiva predominante. Ocurre cuando el paciente presenta mayor cantidad de síntomas asociados con la hiperactividad y la impulsividad.
  • Combinado. También puede ocurrir que el niño presente una combinación de síntomas asociados tanto a la falta de atención como a la hiperactividad e impulsividad.
El TDAH puede clasificarse en tres subtipos de acuerdo a qué síntomas son más predominantes.

¿Cómo se diagnostica el TDAH?

Como hemos visto, el TDAH se caracteriza por presentar un patrón continuo de falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Pero para que estos síntomas sean una señal del trastorno deben presentarse con más frecuencia y gravedad de lo normal. Esto se compara con los niveles considerados normales para los sujetos en la edad que tengan.

Por ello, para diagnosticar el TDAH los síntomas asociados al trastorno deben presentarse antes de los 12 años de edad. Además, las alteraciones que provocan estos síntomas tienden a presentarse en dos o más ambientes del individuo. Con esto último nos referimos a si se presentan tanto en su ambiente familiar, en la escuela y demás.

En ocasiones se contempla si existe un deterioro clínico y significativo de la actividad académica, laboral y social del individuo. Esto apunta a identificar si los síntomas del trastorno están afectando la vida del individuo significativamente. También es importante descartar que los síntomas que presenta el individuo no se atribuyen a algún otro trastorno neurológico o mental.

Para diagnosticar el TDAH se realiza un examen completo y se debe asegurar que los síntomas estén afectando la vida del individuo.

Con respecto a esto último, resulta bastante frecuente que ciertos síntomas sean indicadores de diferentes trastornos mentales. Los síntomas del TDAH pueden atribuirse a otros trastornos como el del estado de ánimo, el de ansiedad, el disociativo, el de personalidad, entre otros. Por último, algunos especialistas consideran que el TDAH surge debido a la dificultad del individuo para autocontrolarse.

Para asegurar el diagnóstico del individuo se recomienda hacer un examen médico completo. Aquí se incluyen pruebas auditivas y de visión para descartar otros diagnósticos con síntomas similares. También se suele realizar una lista de verificación donde se califican los síntomas del TDAH basándose en los datos aportados por el niño, los docentes y sus padres.

Causas del TDAH

Aunque se desconocen cuáles son las causas que originan este trastorno existen una serie de factores de riesgo. Uno de los factores principales y posible causa del TDAH puede ser el factor genético que juega un rol predominante. Pero otros factores de riesgo incluyen: bajo peso al nacer, parto prematuro, que la madre consumiera alcohol o tabaco durante el embarazo.

Otros factores de riesgo incluyen la exposición ambiental a sustancias nocivas o tóxicas como el plomo. También se asocia con las lesiones cerebrales que pueda haber sufrido el individuo. Otros factores no comprobados pueden llegar a afectar o empeorar los síntomas del individuo, pero no se consideran como los causantes.

Si los niños presentan problemas en el sistema nervioso central durante el desarrollo también pueden llegar a desarrollar TDAH. Por eso se pueden tomar estos factores de riesgo a modo de prevención del TDAH durante el embarazo y en sus primeros años de vida. Además se recomienda reducir el tiempo que los niños pasan expuestos a las pantallas durante los primeros años de vida.

Complicaciones asociadas al TDAH

Como hemos mencionado, el TDAH y sus síntomas se vuelven un problema cuando interfieren en la vida del individuo. Junto con los síntomas de este trastorno se suelen presentar una serie de conductas relacionadas. De esta manera, los niños que padecen TDAH suelen ser más propensos a sufrir accidentes y lesiones, tener baja autoestima y pelearse con los demás.

A la vez suelen presentar dificultad y problemas para interactuar con sus pares e incluso con los adultos. Sufren mayor riesgo de abusar de sustancias cuando sean mayores y recaer en conductas delictivas. Por otra parte, si bien el TDAH no ocasiona otros problemas de desarrollo o psicológicos existe la probabilidad de contraer otras afecciones.

Entre esas afecciones podemos mencionar el trastorno de conducta que se caracteriza por un comportamiento antisocial, dañar a otros, robar y pelear. También se asocian con las discapacidades de aprendizaje y problemas para leer, escribir, comprender, etc. Pueden generar trastornos de ansiedad, como TOC, y de estado de ánimo como depresión y bipolaridad.

El tratamiento para el TDAH depende del diagnóstico de cada paciente.

Tratamiento para el TDAH

En primer lugar cabe señalar que el tratamiento para este trastorno no es una cura, pero sí ayuda a reducir y trabajar en sus síntomas. Por lo general, el tratamiento para el TDAH incluye el consumo de medicamentos y ciertas intervenciones conductuales. Pero sobre todo resulta primordial que se diagnostique y comience a tratar el trastorno a temprana edad.

Si se trata de niños en edad preescolar, menores a 6 años, lo ideal para tratar el TDAH es una terapia conductual. Pero el tratamiento depende en gran parte del diagnóstico de cada paciente según sus síntomas y la intensidad de los mismos. De esta manera se podrá decidir cuál procedimiento es el más apropiado para cada caso. En definitiva, un buen tratamiento para el TDAH incluye un monitoreo y seguimiento estricto del paciente y que se implementen los cambios necesarios según haga falta.

Preguntas frecuentes

¿A qué se le llama TDAH?

El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo que surge durante la niñez y se caracteriza por un déficit de atención, por hiperactividad e impulsividad. Si bien sus síntomas suelen presentarse durante los primeros años de vida del individuo, algunos persisten hasta la edad adulta.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH?

Los principales síntomas de este trastorno son la falta de atención y un comportamiento hiperactivo e impulsivo. Dentro de estos síntomas pueden presentarse una serie de conductas em diferentes grados de intensidad.

¿Qué tipos de TDAH hay?

El TDAH se clasifica de acuerdo a los síntomas y la intensidad en la que se presentan en cada individuo. Existen tres subtipos de TDAH según cuál síntoma es más predominante o bien se da una combinación de ambos.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar el TDAH primero se debe chequear que los síntomas se den en un grado mayor a lo considerado común en la edad del paciente. A la vez se debe descartar que los síntomas no sean indicadores de otro trastorno o afección y deben afectar la vida cotidiana del individuo. Luego se realiza un chequeo completo de salud y se verifican los síntomas con el paciente y su entorno.

¿Qué causa el TDAH y cómo prevenirlo?

Existen ciertos factores de riesgo que pueden ocasionar el surgimiento de este trastorno. Entre ellos se encuentran los factores genéticos, ambientales, las condiciones del embarazo o del nacimiento, posibles lesiones, entre otras.

¿Cómo se trata el TDAH?

Lo ideal es que el trastorno se identifique a edad temprana para poder comenzar el tratamiento que ayude a lidiar con los síntomas. El tratamiento en sí depende del diagnóstico de cada paciente pero suele incluir medicamentos e intervenciones conductuales.

Formato para citar
"TDAH". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/tdah/ Consultado: 13 de abril de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *