De Significados

Enfermedad profesional

Una enfermedad profesional es cualquier tipo de enfermedad provocada como consecuencia del trabajo. Sin embargo, para ser considerada una enfermedad profesional deben cumplirse dos requisitos. Primero la enfermedad debe ser causada por el lugar de trabajo y estar catalogada en el listado del Ministerio de Empleo y Seguridad social.

Pero también se consideran las lesiones que son causadas por algún elemento o sustancia indicado en el listado ya mencionado. Por otra parte, las enfermedades profesionales pueden clasificarse según su causa en los siguientes tipos: causadas por agentes biológicos, físicos, químicos, por inhalación de agentes o sustancias carcinógenos y los que se incluyen o no en los apartados del listado.

Aunque también podemos mencionar que las enfermedades a las que se enfrentan los trabajadores pueden ser: ergonómicas, físicas o psicosociales. Las enfermedades ergonómicas son provocadas por movimientos repetitivos, mala postura o cargas pesadas. En el caso de las físicas pueden ser provocadas por: ruidos, inhalar gases y humos, por las temperaturas bajas o altas y hasta por las vibraciones de las herramientas.

Una enfermedad profesional es ocasionada debido a la actividad laboral.

Por su parte, las enfermedades psicosociales pueden ser provocadas por altos ritmos de trabajo, estrés, las mismas exigencias laborales o emocionales, entre otras. Ya que hemos mencionado los tipos de enfermedades profesionales cabe mencionar que el diagnóstico depende de cada tipo. En este sentido, el diagnóstico suele basarse en el tipo de lesión que sufre el paciente ya que la mayoría no suelen ser graves.

Sin embargo, pueden haber casos específicos donde el paciente contrae algún tipo de cáncer al estar expuesto a sustancias o gases tóxicos. Más allá del diagnóstico, los síntomas de una enfermedad profesional pueden ser físicos o psicológicos. De igual manera, estos también suelen depender de la causa que genera la enfermedad o lesión.

Las enfermedades profesionales más comunes suelen ser las de tipo osteomuscular. Esto se debe a los daños que ocasionan las actividades de fuerza, malas posturas o de repetición durante tiempo prolongado. Cuando se realizan actividades repetitivas en un trabajo no llegamos a relajar los músculos de forma completa lo que disminuye la capacidad muscular y se terminan inflamando.

Enfermedades más frecuentes

Tal como hemos mencionado, las enfermedades profesionales más comunes son las osteomusculares donde resaltan la lumbalgia y la tendinitis. La lumbalgia consiste en un dolor de espalda causado por trastornos de las vértebras lumbares, los tejidos blandos y los discos intervertebrales. Esta enfermedad es provocada por el estrés, la mala postura y el sobreesfuerzo físico.

La tendinitis, por su parte, consiste en la hinchazón o inflamación del tendón que une al músculo con el hueso. Esto puede ser causado por una lesión, la edad avanzada o incluso una sobrecarga. Con el paso de los años el tendón comienza a perder elasticidad y los síntomas más notables de tendinitis son el dolor o sensibilidad en esa zona.

Otras lesiones comunes de este tipo son las que sufren en el codo, la mano o la muñeca. El más frecuente es el conocido síndrome del túnel carpiano que afecta la muñeca y la mano. Por otra parte, otras enfermedades profesionales frecuentes incluyen el cáncer laboral cuando las personas están expuestas a tóxicos o condiciones insalubres.

Formato para citar
"Enfermedad profesional". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/enfermedad-profesional/ Consultado: 4 de marzo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *