Nimesulida

Se conoce con el nombre de Nimesulida a un analgésico antiinflamatorio que calma dolores, fiebre e inflamación. La Nimesulida sirve para tratar dolores de cabeza, menstruales o de garganta, por ejemplo. Se consigue en diferentes presentaciones como cápsulas, gotas, comprimidos o pomada, entre otras.

Este medicamento se consigue en cualquier farmacia tradicional y puede presentarse con diferentes nombres comerciales: los más conocidos son Severin, EskaFlam, Mesulid, Nimepis, Igrexa o Beadvance, entre otros. Se vende bajo receta médica y se recomienda usar en mayores de 12 años.

Se recomienda el uso de Nimesulida en casos de dolores agudos como: dolor de muela, de garganta, menstrual, de oído, entre otros. Además de aliviar diferentes tipos de dolores, la Nimesulida tiene acción antipirética y antiinflamatoria. En el formato de pomada puede aliviar dolores musculares, articulares, de filamentos y tendones.

nimesulida

Nimesulida es un analgésico que se usa para calmar diferentes dolores.

La forma de uso y dosis adecuada tiene que ser indicada por un médico siempre. Aunque la posología que se recomienda por lo general es de: 2 cápsulas o comprimidos por día, después de las comidas, si es la presentación granulada se debe disolver en agua y consumir cada 12 horas también.

Si se receta Nimesulida en formato gel dermatológico, debe aplicarse en la zona dolorida hasta 3 veces al día durante una semana. En el caso de las gotas, la posología depende del peso del paciente y se toma dos veces al día. En el formato supositorio se aplica uno cada 12 horas.

Siempre hay que tener en cuenta las indicaciones que recomienda el médico para la posología y duración del tratamiento con Nimesulida. Es importante respetar los tiempos y duración del tratamiento para que surja efecto. Si el dolor no se calma pasado el tiempo indicado se debe consultar al médico nuevamente.

Cualidades y contraindicaciones de Nimesulida

Durante el tratamiento con Nimesulida se pueden presentar efectos secundarios tales como nauseas, vómitos o diarrea. En algunos casos puede ocasionar: Comezón, estreñimiento, gastritis, sudoración excesiva, mareos, vértigo, hinchazón, aumento de gases intestinales e hipertensión.

No se recomienda el uso de Nimesulida en niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o en período de lactancia. También hay que considerar que el paciente no sea alérgico a alguno de los ingredientes del medicamento. Tampoco se recomienda el uso en personas con úlcera estomacal, insuficiencia cardíaca, renal o hepática.

Entre las indicaciones terapéuticas, se recomienda Nimesulida para aliviar dolores, fiebre e inflamación. Los cuadros más comunes en los que se indica el uso de este medicamento son: Infecciones agudas de vías respiratorias, reumatismo, esguinces, dismenorrea primaria, desórdenes ginecológicos, fracturas, artritis reumatoide, entre otros.

El uso de Nimesulida en pacientes con patologías hemorrágicas debe ser precavido. Si se llegaran a presentar complicaciones oculares o trastornos en la visión, se deberá interrumpir el tratamiento. En esos casos mencionados, la administración de Nimesulida debe ser cuidadosa sobre todo en pacientes con problemas intestinales, renales y hemorrágicos.

Formato para citar (APA)

“Nimesulida” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/nimesulida/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *