Tiempo

El tiempo es el concepto que señala la dimensión física donde suceden los distintos estados que atraviesan a la materia. También se trata del término empleado para referirse al período durante el que se desarrolla un hecho o realiza una acción. En relación con este último significado podemos decir que el tiempo es una magnitud física que sirve para medir la duración de los acontecimientos.

Es gracias al tiempo que podemos ordenar los hechos en secuencias, nos permite establecer el pasado, el futuro y otros hechos que ocurren actualmente. En base a esto podemos distinguir tres tiempos principales: lo que ocurre ahora es el presente, lo que sucedió previamente es el pasado y lo que aún no sucede es el futuro.

Desde una perspectiva relativista, el concepto de tiempo se vuelve un poco más complejo. Esto se debe a que según esta mirada lo que consideramos como presente depende del observador, es relativo a este. La excepción ocurre en los casos en que los hechos considerados del presente ocurran todos en un mismo lugar o espacio.

El tiempo es la magnitud con la que podemos medir la duración de los acontecimientos.

A la hora de medir el tiempo, la unidad básica es el segundo y fue pautada por el Sistema Internacional. Cuando hablamos de esta medida de tiempo la podemos simbolizar con “s”. Esto es importante porque se trata de un símbolo, no se abrevia de ninguna manera ni se la escribe empleando mayúsculas.

Para la física el tiempo forma parte de la ecuación de cómo suceden los hechos. En el caso de dos eventos puntuales que suceden en sus respectivos instantes de tiempo y en diferentes puntos del espacio, las teorías físicas contemplan una serie de condiciones. Si alguien presenció ambos eventos quiere decir que uno es anterior al otro, no puede haber estado presente en ambos eventos al mismo tiempo.

En base a las teorías físicas, los eventos pueden clasificarse en tres categorías: pasado, futuro y otros eventos que no pertenecen ni al pasado ni al futuro. Existen diversos debates acerca de cómo se clasifica el tiempo presente debido a lo poco que dura. Esto hace que se vuelva casi imposible medir el estado actual porque forma parte de una sucesión de eventos continuos.

Características y aspectos del tiempo

Ya mencionamos cómo se clasifica y define el tiempo, tanto como concepto de la física como unidad de medida. Señalamos además lo difícil que resulta clasificar al tiempo presente debido a lo efímero de los hechos actuales. Sin embargo, la mecánica clásica suele incluir a los sucesos simultáneos dentro de la categoría indefinida del tiempo.

En el caso de la mecánica relativista, en dicha categoría se incluyen los eventos que no se relacionan causalmente con el evento principal. Estas mecánicas no concuerdan en la clasificación de pasado, futuro y otros eventos. El debate surge principalmente alrededor del hecho de si esta clasificación es absoluta o relativa con respecto al contenido de esas categorías.

Para la mecánica clásica el tiempo se toma como una magnitud absoluta, una escala con una medida única para todos los observadores. Esta perspectiva define entonces al tiempo absoluto y se lo puede asociar con la concepción filosófica de Kant. Para Kant el tiempo y el espacio son conceptos subjetivos aunque no los considera como dimensiones absolutas.

Formato para citar (APA)

“Tiempo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/tiempo/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *