Fibromialgia

La fibromialgia se trata de una enfermedad cuyo síntoma principal es un dolor muscular crónico. Lo que caracteriza a esta dolencia es que tiene una causa u origen desconocido y suele venir acompañado de fatiga y puede que otros síntomas. Se la suele identificar como un dolor que se extiende por todo el cuerpo durante un tiempo prolongado.

Esta afección acostumbra a presentarse con otros síntomas como: dolores de cabeza, fatiga, dificultad para concentrarse, ansiedad, depresión y problemas de sueño. Algunas personas aquejadas con fibromialgia pueden presentar sensibilidad en articulaciones, músculos y tendones. No se conoce a ciencia cierta la causa de esta dolencia, pero puede deberse a problemas con el sistema nervioso central.

Según los especialistas, lo que puede causar esta afección es una respuesta anómala al dolor. En este sentido, se cree que el sistema nervioso central falla a la hora de procesar el dolor dando lugar a estas dolencias y síntomas. Se cree que las personas que padecen fibromialgia tienen alteradas las partes del cerebro que controlan el dolor.

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por sentir dolor en todo el cuerpo.

Otros posibles disparadores de fibromialgia pueden ser las alteraciones en el sueño o alguna infección no identificada aún, alguna clase de virus. También puede surgir a causa de un trauma emocional o físico que ha experimentado el paciente. Por lo general esta enfermedad es más propensa a afectar a mujeres que a hombres. En este sentido, las más afectadas por esta enfermedad suelen ser mujeres de entre 20 y 50 años.

Esta afección se presenta como una dolencia en los músculos y en el tejido fibroso principalmente. Lo curioso de la fibromialgia es que se presenta como un dolor generalizado, aunque puede haber puntos más dolorosos que otros. Se suele comparar con el dolor en las articulaciones pero no es una enfermedad de este tipo.

Cuando alguien padece de fibromialgia puede presentarse como la única alteración, lo que se conoce como fibromialgia primaria. O bien puede aparecer vinculada a otras enfermedades, lo que se conoce como fibromialgia concomitante. En este último caso puede asemejarse a: la depresión, dolores prolongados de cuello o espalda, la enfermedad de Lyme, Fatiga crónica, Hipotiroidismo y trastornos del sueño.

Síntomas y tratamiento

Se califica a esta enfermedad como una anomalía en la forma que el paciente percibe el dolor. Esto significa que puede sentir dolor ante ciertos estímulos que normalmente no son dolorosos. La fibromialgia puede provocar rigidez generalizada aparte del dolor y una sensación de inflamación y hormigueos en las manos y los pies.

Las personas que padecen fibromialgia suelen sentir que les duele todo el cuerpo, sentir molestia o quemazón generalizada. Puede pasar que varía el dolor que siente según el momento del día, las condiciones climáticas, su estado de ánimo o sus niveles de estrés. Resulta bastante común que se sientan cansados, tengan problemas para dormir o presenten cuadros de ansiedad o depresión.

En cuanto al tratamiento de la fibromialgia, no hay una cura definitiva para estas dolencias. Se recomienda mejorar las condiciones necesarias para dormir bien, tratar las posibles alteraciones psicológicas y adoptar un régimen saludable. Algunos médicos pueden recomendar analgésicos, calmantes musculares y hasta antidepresivos para el tratamiento de esta enfermedad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *