Venoclisis

Se conoce por venoclisis a un tipo de método que se aplica para alcanzar una vía venosa. Este método consiste en cateterizar una vena, aunque la manera de hacerlo varía según el tipo de tratamiento. Una venoclisis se practica únicamente bajo indicación de un médico y debe efectuarlo una persona capacitada.

Se trata de un procedimiento delicado que debe realizarse con sumo cuidado y chequeando todo el proceso. La venoclisis puede efectuarse de diferentes maneras dependiendo de la duración que tendrá el tratamiento. Esto quiere decir que no se realiza de la misma manera en un tratamiento breve que en uno más duradero.

El personal que realiza una venoclisis debe estar capacitado y cuidar al paciente en caso de que surja alguna complicación. Los cuidados del personal deben seguir todo el proceso de la venoclisis e incluso una vez finalizado. Recordemos que se trata de un proceso delicado y pueden surgir complicaciones en alguna etapa del tratamiento.

venoclisis

La venoclisis es el método para acceder a las venas.

La venoclisis consiste en efectuar la punción de una vena y se recomienda en los siguientes casos: Cuando se quiere obtener sangre, cuando se suministra alguna sustancia por sangre o se quiere realizar algún tratamiento o diagnóstico que requiere introducir algún instrumento.

El caso más común en el que se utiliza la venoclisis es para extraer muestras sanguíneas. Cuando el médico nos manda a hacer análisis de sangre un enfermero nos tomará una muestra con una jeringa. Dicha muestra será analizada en un laboratorio para constatar los diferentes componentes sanguíneos y detectar alguna complicación.

Otro tipo de venoclisis es cuando se busca suministrar algo al torrente sanguíneo, un ejemplo de esto sería la colocación de una vacuna. Otro ejemplo es cuando debe hacerse una transfusión o aplicar suero. En el caso de venoclisis de monitoreo, se introduce un pequeño dispositivo en la sangre para realizar un diagnóstico.

Clasificación de venoclisis

Hemos mencionado diferentes casos de venoclisis según se busque extraer sangre o suministrar alguna sustancia. Pero también cabe señalar, que la forma de realizar la venoclisis puede variar. El proceso de venoclisis puede realizarse de dos maneras, una por vía periférica y otra por vía venosa central.

El proceso de venoclisis por vía periférica es el que se realiza desde las venas de los brazos. Es decir cuando se procede a punzar las venas en la muñeca, el antecodo o la parte superior de la mano. Aunque también puede hacerse la venoclisis periférica a través de las piernas o en la cabeza cuando el paciente es un niño.

La venoclisis por vía venosa central consiste en ubicar el catéter en las venas más importantes. Estas son la vena subclavia o la vena yugular, este tipo de venoclisis se realiza en casos críticos o especiales. Si el paciente puede llegar a sufrir irritación en las venas periféricas se aplica la venoclisis en una de las venas centrales.

El proceso de venoclisis no debería resultar doloroso, aunque se siente la punción cuando la aguja pincha la piel. Debe realizarse siguiendo las medidas necesarias de esterilización para no infectar la zona. Si la persona que realiza la venoclisis no cuenta con el entrenamiento necesario podría causarle algún daño al paciente.

Formato para citar (APA)

“Venoclisis” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/venoclisis/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *