Ácido úrico y sus síntomas

El ácido úrico se trata de una sustancia producida por nuestro organismo luego de digerir las proteínas. Esta sustancia formada luego de la digestión se conoce también con el nombre de purina, un exceso de esta termina formando cristales de ácido úrico. Cuando esto sucede, el ácido úrico se acumula en las articulaciones provocando intensos dolores.

Por lo general, el ácido úrico no genera complicaciones en nuestra salud ya que lo eliminamos a través de la orina. Sin embargo, el ácido úrico puede acumularse cuando tenemos problemas en los riñones, el cuerpo produce mucho ácido úrico o consumimos muchas proteínas.

De esta manera, el ácido úrico tiende a acumularse en las articulaciones, los riñones y en los tendones. La acumulación de ácido úrico en nuestro organismo es la principal causa de la Artritis Gotosa, mejor conocida como Gota. Este tipo de artritis se caracteriza por ser muy dolorosa, aunque se puede resolver el exceso de ácido úrico para aliviar sus dolencias.

El ácido úrico es una sustancia producida por el organismo que en su exceso provoca dolores articulares.

Para combatir el exceso de ácido úrico se recomienda una alimentación equilibrada y baja en proteínas, así como un mayor consumo de agua. También se recomienda realizar actividad física de forma moderada y regular para evitar el sedentarismo. En caso de dolores o síntomas intensos se pueden recetar ciertos medicamentos para aliviarlos.

El exceso de ácido úrico suele afectar en su gran mayoría a los hombres y sus síntomas característicos son: Deformidad en las articulaciones y dificultad para moverlas, dolor e hinchazón en estas concentrándose principalmente en dedos de manos y pies, rodillas, talón y tobillos.

Las articulaciones afectadas también suelen enrojecerse y sentirse calientes al tacto. También suelen aparecer piedras en los riñones de forma constante que provocan dificultad a la hora de orinar y dolores en la parte baja de la espalda. Los síntomas suelen aparecer de forma repentina por las noches, generalmente y duran varios días.

Causas, diagnóstico y tratamiento

Ya hemos señalado que el exceso de ácido úrico se relaciona con un alto consumo de alimentos ricos en proteínas. En este sentido, consumir carnes rojas, mariscos y peces, alimentos ricos en grasa saturada y bebidas alcohólicas elevan el ácido úrico. También se relaciona con la obesidad y la insulino resistencia que afectan al funcionamiento normal de los riñones.

Para detectar los niveles de ácido úrico se puede realizar un análisis de orina o de sangre. Estos estudios se piden cuando el paciente ya detecta dolores en sus articulaciones para terminar de determinar el diagnóstico. Cuando los resultados presentan valores por encima de los referenciales se determina el exceso de esta sustancia.

El tratamiento recomendado por médicos clínicos o reumatólogos para el ácido úrico incluye: Cambios en el estilo de vida, sobre todo relacionado a la alimentación y la actividad física, pero también a consumir más agua. Se suele recomendar evitar alimentos ricos en purina como los mencionados anteriormente, evitar alimentos procesados y bebidas alcohólicas. También se pueden recomendar ciertos medicamentos, algunos antiinflamatorios para los dolores articulares principalmente.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *