Negligencia

La negligencia señala falta de aplicación, cuidado y diligencia en lo que hace una persona. Se trata de una cualidad por lo general señalada en el cumplimiento de deberes, obligaciones y tareas. Cuando una persona realiza algo sin ganas, de forma incorrecta o descuidada está demostrando negligencia en esa operación.

Es también como se le llama a un error o fallo involuntario que puede ser ocasionado por ese descuido o falta de atención. Además se trata de un concepto propio del Derecho que hace referencia a un reclamo legal que puede hacer alguien en caso de daño. De esta manera, en lenguaje jurídico se califica de negligente a aquella persona que le ocasiona algún daño a otra.

La negligencia puede referirse también a daños causados a la propiedad de otra persona. Por ejemplo, si hay una fuga de gas que la compañía correspondiente no registra ni arregla y ocurre algún accidente causándole daño a las viviendas de la zona, los propietarios pueden demandar a la compañía por negligencia.

La negligencia se refiere a actuar con irresponsabilidad y ocasionar algún daño.

Las regulaciones con respecto a la negligencia varían de acuerdo al lugar y jurisdicción correspondiente. Sin embargo, la mayoría de los casos tienen en común que el demandante puede ganar al probar lo siguiente: Probar la responsabilidad que le correspondía al acusado, que violara su deber, el daño que ocasionó al demandante y que este fuera producto del incumplimiento de las obligaciones del demandado.

En los casos de negligencia es sumamente importante el concepto de deber. Este se refiere, de acuerdo a la ley, lo que el acusado tiene que hacer. Generalmente, la ley señala el carácter razonable que debería tener y presentar la gente. En este sentido se incluye el ser cuidadoso, hacer uso del buen juicio y en lo posible que no sean injustas con los demás.

A su vez, la ley puede señalar ciertos deberes especiales en casos particulares, mientras que en otros pueden carecer de cualquier tipo de deber. Por ejemplo, las sociedades que aplican el derecho consuetudinario se remarca la falta de obligación legal que tiene una persona de rescatar a otra del daño. Esto es así aunque resulte una tarea sencilla que no pone en peligro a nadie.

Algunos aspectos sobre la negligencia

Señalamos que el deber es una parte importante sobre la negligencia, por esta razón, cuando alguien no cumple con su deber lo está violando. Y cuando ese incumplimiento del deber ocasiona un daño, el afectado puede presentar una demanda. Esto es posible cuando el demandante recibió un daño físico o cualquier otro tipo de daño legal.

En los diferentes códigos civiles y penales de cada jurisdicción se especifican los tipos de lesiones que permiten a alguien hacer una demanda. En estos casos es importante que la demanda sea legítima y se posean pruebas que la sustenten. Algunos hechos pueden ser una consecuencia indirecta de un acto de negligencia, allí es cuando la ley decidirá a quién le corresponde la responsabilidad.

De igual manera, la palabra negligencia se puede utilizar con el mismo significado pero de forma cotidiana. En esos casos también señala la conducta descuidada o irresponsable de una persona. Esto puede significar un riesgo para la misma persona negligente como para otros cuando no se tienen en cuenta las posibles consecuencias de sus acciones.

Formato para citar (APA)

“Negligencia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/negligencia/ [Consultado: ].