Accidente de trabajo

Un accidente de trabajo es toda acción, hecho o riesgo que genera algún daño en los empleados al realizar sus tareas laborales. De igual manera, se contemplan dentro de accidentes de trabajo aquellos que ocurren de camino o regreso al lugar de trabajo. Y también se considera como tal en caso de ocurrir en una salida temporal vinculada a la actividad laboral.

Así, podemos mencionar como los accidentes de trabajo más frecuentes caídas, cortes, descargas eléctricas, golpes y quemaduras. Tal como hemos señalado, todos estos daños se consideran accidentes de trabajo si se efectúan durante el desempeño de la actividad laboral. La persona afectada debe informar sobre el accidente dentro de las 24 horas inmediatas al incidente.

El informe sobre el accidente es una formalidad legal y un derecho del empleado para poder recibir la atención médica correspondiente. Se trata de hechos complejos ya que afectan la integridad física, y a veces mental, de los empleados. Además, les corresponde una baja por accidente laboral durante el tiempo necesario hasta que se recupere.

Un accidente de trabajo es todo daño o lesión efectuada durante la actividad laboral.

Las personas que sufren un accidente de trabajo no podrán volver a trabajar hasta recuperarse de sus lesiones. Se trata de hechos sumamente frecuentes principalmente en aquellas actividades que suponen trabajo físico. Si bien las empresas buscan minimizar el riesgo laboral, los accidentes de trabajo ocurren de todas formas.

En este sentido, las empresas siguen una serie de pautas y recomendaciones para prevenir todo tipo de riesgo laboral. Aquí se ocupan de considerar todos los posibles peligros que representa la actividad laboral. De esta manera se pueden implementar formas de prevención y recomendaciones que reduzcan accidentes potenciales.

A la hora de implementar estas prevenciones y así evitar posibles accidentes, se debe instruir a los trabajadores. Esto quiere decir que se les debe informar a los trabajadores todos los riesgos potenciales que conlleva el trabajo. Además, se los debe capacitar en cuanto a prevención de accidentes para que tomen las precauciones debidas.

Aspectos legales sobre los accidentes de trabajo

Cabe mencionar que los trabajadores se encuentran protegidos por ley frente a cualquier accidente de trabajo. Estas leyes disponen que se les debe garantizar atención médica a los trabajos si llega a suceder cualquier tipo de accidente. Además, la legislación sobre este tema dispone que los accidentes laborales deben cubrirse por una ART (Aseguradora de riesgos de trabajo).

Sumado a este seguro, corresponde que el empleador se haga cargo de todos los gastos y las licencias correspondientes en caso de accidente de trabajo. Esto quiere decir que, en caso de accidente de trabajo, le corresponde al jefe o empresa empleadora pagar todos esos gastos y remuneraciones. Aunque esto demanda la ley se cumple, por lo general, cuando son trabajadores en blanco.

Aunque los accidentes de trabajo pueden suceder de forma azarosa y casual, en ciertas ocasiones suceden por negligencia. En estos casos puede ser tanto la negligencia del trabajador accidentado como de la empresa. El último caso ocurre cuando la empresa desatiende el espacio laboral, las herramientas y maquinarias o el proceso de trabajo, incluso.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *