De Significados
Derecho

Ley orgánica

Una ley orgánica se refiere a temas de suma importancia para una nación que deben aprobarse por consenso y aprobación del poder legislativo. En este sentido, las leyes orgánicas tratan todos aquellos temas que son vitales para la democracia de un país. Entre ellas se encuentran la articulación de los poderes estatales, las libertades públicas y las normas constitucionales.

Este tipo de ley se encuentra en un grado intermedio entre el texto constitucional y las leyes ordinarias. De esta manera, cualquier aprobación, derogación o modificación de las leyes orgánicas requiere un consenso absoluto en el parlamento. Cuando hablamos de consenso nos referimos a que no basta con una mayoría simple por el carácter de estas leyes.

Por lo general se consideran las medidas que establece el marco jurídico nacional sobre esta materia. Sin embargo, cabe señalar que no necesariamente todos los países cuentan con un marco legal para leyes orgánicas. Además, el antecedente jurídico de las leyes orgánicas se encuentra en el texto de la Constitución de Francia.

Una ley orgánica aborda temas de suma importancia para la democracia y funcionamiento de una nación.

Este texto data desde 1958 en el Derecho francés y con él se terminó fundando la V República francesa. En este sentido, la importancia de las leyes orgánicas radica en su utilidad para implementar cambios vitales en la forma en que opera un Estado. Todo esto es posible sin tener que modificar el marco constitucional que lo sustenta y lo que eso implicaría.

Con esto último nos referimos a que si se debe reformular la Constitución de una nación eso supone refundar esa República. O incluso puede llegar a iniciar una Asamblea Constituyente o bien un largo proceso de enmienda. Cualquiera de estas opciones representaría un proceso difícil, extenso y hasta riesgoso para la nación. Por eso las leyes orgánicas son una alternativa intermedia para introducir estos cambios estatales.

Existen diferentes ejemplos en materia de leyes orgánicas pero en general coinciden en que abordan temas sobre el funcionamiento del Estado. En este sentido pueden llegar a abordar desde temas relacionados con los partidos políticos hasta regulaciones laborales. También se relacionan con la Constitución, los poderes estatales y hasta la seguridad de los ciudadanos.

Características de las leyes orgánicas

Tal como hemos mencionado, las leyes orgánicas son importantes y necesarias para regular diferentes aspectos de la vida social. Como tales, estas leyes se diferencian de las leyes ordinarias por contar con distintas competencias. A la vez suelen presentar una serie de requisitos extraordinarios, como que para aprobarse deben contar con una mayoría absoluta.

Estos requisitos tienen que ver con que las leyes orgánicas tratan temas de carácter sensible para la sociedad. Además suponen un mayor nivel de rigidez en su regulación, lo que significa que no se las puede modificar fácilmente. A grandes rasgos, las leyes orgánicas abordan el desarrollo de derechos fundamentales y libertades públicas.

Los países que cuentan con este tipo de leyes suelen limitar su aplicación a una cantidad específica de asuntos. Esto se debe principalmente a que se busca garantizar la regulación de temas delicados a través de la mayoría parlamentaria. También buscan que las leyes que suelen sufrir mayor cantidad de modificaciones no requieran procesos tan exigentes.

Formato para citar

"Ley orgánica". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/ley-organica/ Consultado: 17 de julio de 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *