Indubitable

La palabra indubitable se trata de un adjetivo de uso generalmente académico y formal que significa indudable. Podemos decir, entonces, que la palabra indubitable es un sinónimo del adjetivo indudable. Ambos cuentan con las mismas raíces, el prefijo in que niega el término que lo acompaña, en este caso dubitable.

Como tal, el adjetivo indubitable se emplea en el ámbito académico para describir eventos, fenómenos o situaciones que han sido comprobados científicamente. En este sentido, lo indubitable describe cuestiones relacionadas con la ciencia o una investigación científica. Aquello que se califica de indubitable ha sido comprobado siguiendo el método científico y las técnicas de cada ciencia en particular.

Al calificar algo como indubitable nos referimos a cuestiones que han sido corroboradas empíricamente. Esto sirve para afirmar la naturaleza incuestionable del fenómeno en cuestión y para diferenciarlo de creencias o posturas subjetivas. En estos últimos casos, resulta más complejo comprobar algo por su naturaleza subjetiva.

El adjetivo indubitable afirma la veracidad de algo comprobado.

También suele ocurrir que este adjetivo se emplea en casos donde alguien está completamente convencido sobre lo correcto de su propuesta. Incluso cuando resulta poco probable o difícil de comprobar científicamente eso que afirma. Esto termina afectando el significado original del adjetivo ya que muchas personas sostienen sus ideas y opiniones como definitivas.

Para ciertas personas su perspectiva sobre cómo ocurre una situación es indubitable aunque otra persona opine diferente. De esta manera, el adjetivo indubitable se termina basando en la subjetividad de cada persona. Cabe mencionar que el carácter indubitable de ciertas creencias u opiniones también dependen de quien las expone como tales.

Con respecto a lo anteriormente señalado, podemos decir que ciertas personas cuentan con un carácter más fuerte que otras. O también puede depender de sus conocimientos o el rol que ocupa en el ámbito en cuestión. No es lo mismo que un científico afirme lo indubitable de algún fenómeno natural a que lo haga alguien que no tiene formación relacionada con el tema.

Aspectos y ejemplos sobre lo indubitable

Para afirmar que algo es indubitable es importante tener en cuenta cómo se expresa o presenta esa idea. A veces no es necesario comprobar que esa afirmación se apega a la verdad o resulta una opinión objetiva. Mientras se encuentre bien fundamentada y tenga sentido, esa propuesta puede ser calificada de indubitable.

Podemos concluir en que algo resulta indubitable cuando resulta imposible dudar de la veracidad de ello. En la búsqueda del conocimiento la duda es un factor permanente, incluso sirve para estimular el proceso científico. Buscar respuestas sobre algo que nos genera dudas forma parte de la ciencia y se requieren ciertos criterios para definir los resultados.

En cierta forma se le atribuye al filósofo francés Descartes la forma en que se consolidó el pensamiento científico. Este filósofo es mejor conocido por la frase “Pienso, luego existo” y la idea de poner todo en duda. Pero también sirvió para que la ciencia se volviera más rígida a la hora de afirmar cosas; toda proposición científica debe ser clara, objetiva, precisa y, definitivamente, indubitable.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *