Subjetividad

La subjetividad hace referencia a la cualidad de lo subjetivo. Se trata además de un concepto propio de la filosofía que se emplea generalmente en la teoría del conocimiento. El concepto de subjetividad se refiere a las percepciones y argumentos que se sustentan en el punto de vista del sujeto. En estos casos se considera que esas percepciones están influenciadas por los deseos e intereses de dicho sujeto.

El concepto de subjetividad representa el opuesto de la objetividad, que sería una percepción neutral sin intereses subjetivos que la empañen. De esta manera, la objetividad se sustenta a partir de un punto de vista intersubjetivo que puede ser verificado por diferentes sujetos. Para poder emplear la subjetividad de manera coherente necesitaremos ser capaces de razonar críticamente.

Aunque se trata de un concepto empleado originalmente en la filosofía y sus distintas corrientes de pensamiento, el concepto de subjetividad también se emplea en otras disciplinas. Así, podemos hablar de la relación entre la subjetividad y la sociología donde representa un campo de acción y de representación de los sujetos.

La subjetividad es la interpretación que hace un sujeto sobre algo.

La subjetividad sociológica se encuentra condicionada de forma irremediable por una serie de situaciones culturales, históricas, políticas, entre otras. Esta concepción de la subjetividad es la que se incluye en la Teoría Crítica de la filosofía. A su vez, diferentes teorías sociológicas tienen su propia concepción del sujeto como ocurre en el Marxismo, en la teoría de Hegel y hasta en la escuela de Frankfurt.

Diferentes corrientes sociológicas e incluso aquellas disciplinas compuestas como el Psicoanálisis social contemplan su propio concepto de Sujeto. Algunas de las teorías más conocidas que abordan este concepto son el Constructivismo, el Feminismo y hasta ciertas corrientes Postestructuralistas. El uso de este concepto en la Teoría Social se debe al giro crítico que introdujo Kant al incluirlo primero en la Filosofía.

El origen de la subjetividad en la filosofía se remonta a los aportes de Aristóteles, quien propuso este concepto como una analogía al ser único de Parménides. Dicha analogía puede tomarse como una especie de interpretación de la dualidad entre el empirismo y el racionalismo.

Otros conceptos sobre subjetividad

Uno de los principales aportes para comprender este concepto se le atribuye a Einstein al descubrir el relativismo. Gracias a su teoría pudimos comprender que el mundo se encuentra formado por nuestra conciencia. Según Einstein, la conciencia se encuentra fuera del espacio-tiempo y al relacionarlo con la analogía de Aristóteles encontramos la diferenciación entre las personas.

La analogía de Aristóteles marca esa diferencia entre las personas que se basa en un narcisismo donde cada uno percibe el mundo a su manera. Si bien percibimos lo que nos rodea a través de nuestros sentidos, la interpretación que hacemos de eso es diferente en cada uno.

Las interpretaciones subjetivas sobre lo que percibimos buscan satisfacer nuestros deseos e ideales. Moldeamos esas percepciones en base a nuestra propia identidad, tiñéndola con nuestra forma particular de ver el mundo. La subjetividad se instituye cuando la moldeamos, reproducimos y la marcamos, cuando esto sucede se reproduce también el instrumento con el cual la instituimos.

Formato para citar (APA)

“Subjetividad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/subjetividad/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *