Eutanasia

La eutanasia describe la acción de provocar la muerte de alguien con una enfermedad incurable de forma intencional. El objetivo de la eutanasia es evitarle el sufrimiento y dolor a esa persona enferma. La forma de muerte que implica la eutanasia consiste en una muerte indolora que no ocasiona sufrimientos ni molestias físicas.

La palabra eutanasia deriva del término euthanasia del latín científico y de εὐθανασία del griego que significa muerte digna. Como tal, consiste en intervenir voluntariamente para adelantar la muerte de un paciente terminal y evitarle mayores sufrimientos. Por esta razón, se asocia a la eutanasia con terminar una vida sin sufrimientos.

Desde una perspectiva más contemporánea y restringida, se le llama eutanasia al procedimiento intencional y estudiado que lleva a cabo un médico para acelerar la muerte de un paciente terminal. Este procedimiento se realiza debido a que la enfermedad del paciente es incurable y sus familiares le solicitan al médico que acabe con su padecimiento.

Es la acción de acabar con la vida de una persona con enfermedad terminal para que deje de sufrir.

Cada país cuenta con diferentes legislaciones con respecto a la eutanasia. Así, la Cámara de Lores británica en su Comité de Ética médica define a esta práctica como la acción deliberada que busca terminar la vida de una persona con motivo de aliviar un sufrimiento intratable. Bélgica la considera como la acción que lleva a cabo un médico para acabar con la vida a pedido del paciente.

Otros países, como Holanda, no reconocen el concepto de eutanasia en sus leyes sino que lo definen como suicidio asistido. Colombia, en cambio, describe a esta acción como homicidio por piedad o también homicidio pietístico/eutanásico. Desde el año 2015 Colombia cuenta con reglamentaciones que definen el protocolo médico para aplicarla.

Teniendo en cuenta estas definiciones de acuerdo a las legislaciones sobre la eutanasia, está claro que se la puede clasificar de diferentes formas. Así, tenemos eutanasia directa o indirecta por parte del médico, o también puede ser voluntaria e involuntaria si el paciente da o no su consentimiento.

Historia sobre la eutanasia

Este procedimiento se viene practicando desde la época de las antiguas Grecia y Roma. En la isla de Ceos se utilizaba cicuta como un método para acelerar la muerte. Como una forma de acelerar la muerte de alguien, la eutanasia era apoyada por pensadores como Platón, Sócrates o Séneca. Sin embargo, pensadores como Hipócrates se oponían a dicha práctica.

La palabra eutanasia con el significado que hoy le damos fue empleado por el filósofo inglés Francis Bacon por primera vez. Bacon escribió una obra titulada Eutanasia médica rescatando este término del antiguo lenguaje griego. De esta manera, diferenció dos tipos de eutanasia, la eutanasia interior y la exterior.

Por eutanasia interior, Bacon se refería a preparar el alma para la muerte. En cambio, la eutanasia exterior sería ponerle fin a la vida de forma indolora. Que Bacon rescatara este término permitió que se lo incluyera en las definiciones modernas sobre este procedimiento. Donde algunos significados lo definen como una muerte tranquila que sucede sin dolores ni molestias.

Sinónimos de eutanasia

muerte digna, muerte asistida, muerte sin dolor

Antónimos de eutanasia

cacotanasia

Formato para citar (APA)

“Eutanasia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/eutanasia/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *