Saltar al contenido

Aprendizaje autónomo

El aprendizaje autónomo es el tipo de aprendizaje donde le corresponde al estudiante avanzar y obtener conocimientos. Se trata de un autoaprendizaje alejado de las escuelas e instituciones educativas, clases y profesores. Esta clase de aprendizaje cuenta con ciertas características y métodos propios que lo diferencian de otras prácticas educativas.

Una de las principales características del aprendizaje autónomo es que se adapta a las necesidades y tiempos de cada individuo. Esto se debe a que el propio estudiante decide cómo avanzar con su aprendizaje de acuerdo a sus capacidades e intereses. Por estas razones se estima que el aprendizaje autónomo resulta mucho más efectivo y motivador.

Al tratarse de una clase de aprendizaje elegida por el propio estudiante recae en él los temas a estudiar y los horarios a dedicarle. Por eso se lo suele definir como un tipo de aprendizaje independiente y proactivo. Es decisión y responsabilidad del estudiante el tema, método, horarios y forma de estudio a utilizar en su aprendizaje.

El aprendizaje autónomo es una forma de aprender algo de forma independiente.

El concepto y/o idea de aprendizaje autónomo fue propuesto por Henry Holec en 1981. A Holec se le atribuye el desarrollo de la teoría de la autonomía de los aprendices. Además, es el autor de la obra “Autonomy and foreign language learning” (Autonomía y el aprendizaje de lenguas extranjeras).

A pesar del concepto y las características del aprendizaje autónomo, existen ciertos debates sobre cómo inculcar esta forma de aprendizaje. En este sentido, muchos especialistas piensan que solo personas con ciertos rasgos de personalidad pueden llevarlo a cabo. También hay quienes dicen que todos somos iguales de capaces para aprender de forma autónoma.

Teniendo en cuenta lo anterior, los especialistas consideran que se debe fomentar el aprendizaje autónomo a través de la enseñanza. Pero también resulta importante educar valores que motiven a las personas a aprender y las herramientas para hacerlo. Por otro lado también puede servir informar sobre las distintas ventajas y beneficios de esta forma de aprendizaje.

Características y ventajas del aprendizaje autónomo

Tal como ya hemos mencionado, una de las principales características y ventajas es el poder de decisión que tiene el estudiante en su aprendizaje. En este sentido, el aprendiz puede elegir lo que quiere aprender, cómo quiere aprenderlo y en cuanto tiempo. Esto lo diferencia de cualquier otro tipo de aprendizaje donde existen clases y curriculas pautadas por alguien más.

Si fomentamos el aprendizaje autónomo le aseguramos al estudiante que adquirirá los conocimientos que le interesen y de acuerdo a sus habilidades. Además, cuando la persona decide aprender un tema o disciplina se plantea ciertas metas a alcanzar. Esto lo ayudará a organizar la forma y los tiempos para obtener estos conocimientos que desea aprender.

Algunas de las características que debe tener la persona que desea aprender de forma autónoma son: Motivación e interés para aprender, debe ser curioso y proactivo para buscar la información necesaria y debe ser constante en su autoaprendizaje. El interés y la motivación son vitales porque eso produce resultados más satisfactorios a la hora de estudiar algo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.