Aprendizaje

El aprendizaje hace referencia al adquirir conocimientos por diferentes medios. Esto quiere decir que podemos aprender algo a través del estudio, la práctica o la experiencia. También se considera que el aprendizaje señala el tiempo que nos toma aprender algo nuevo. La palabra aprendizaje deriva del término apprehendere del latín que significa percibir.

Durante el aprendizaje podemos percibir todo tipo de destrezas, conocimientos, habilidades, valores y conductas. Todas estas aptitudes pueden aprenderse observando, estudiando, razonando, por medio de la instrucción o la experiencia. A su vez, se trata de un proceso que puede analizarse desde diferentes perspectivas.

Este proceso representa una de las funciones mentales más relevantes tanto en humanos como animales e incluso en sistemas artificiales. En el proceso de aprendizaje intervienen diferentes factores como el medio o contexto en el que se encuentra el sujeto. Durante el mismo también influyen aspectos como los valores o principios que se inculcaron en un primer momento de socialización.

El aprendizaje es el proceso por medio del adquirimos conocimientos.

El proceso de aprendizaje humano comienza cuando la persona empieza a valerse por sí misma y conocer el mundo que lo rodea. Cuando un infante empieza a caminar o hablar ya cuenta con las aptitudes básicas para empezar a conocer el mundo. Desde entonces podrá aprender nuevas habilidades, valores e incorporar conocimientos paulativamente.

La familia representa el primer momento del proceso de aprendizaje, sienta las bases para adquirir nuevos conocimientos. El aprendizaje de un niño comienza con lo que sus padres le enseñan e instruyen. Durante esos primeros años de la infancia se establecen las bases del aprendizaje, se afianzan conocimientos adquiridos y se prepara el terreno para futuros conocimientos.

En base a esto podemos afirmar que el aprendizaje humano se relaciona con el desarrollo personal y la educación. Así como la familia puede incentivar dicho proceso es remarcable cómo impactará en la motivación para seguir aprendiendo. A esto nos referimos al decir que el aprendizaje tiene que ver con el desarrollo personal, las ansias de aprender.

Estudios y teorías sobre el aprendizaje

Disciplinas como la psicología educacional, la antropología o la neuropsicología estudian cómo aprendemos. Estas ciencias se interesan por las diferentes etapas del aprendizaje o desarrollo humano y lo que sucede en cada una de ellas. A raíz del estudio de estas etapas plantean teorías y metodologías que expliquen y puedan aplicarse a cada momento.

Dentro de estas disciplinas podemos encontrar subdivisiones especializadas en diferentes momentos del aprendizaje. Aquí se destacan la pedagogía y la andragogía que estudian la educación en niños y en adultos. Se cree que el aprendizaje produce cambios de conducta que generan experiencias.

A la hora de aprender nos encontramos delimitados por nuestros propios ritmos y características biológicas. En el aprendizaje adquirimos un conocimiento o habilidad asimilando cierta información. Esto quiere decir que nos apropiamos de esos conocimientos desde sus diferentes perspectivas y componentes.

Existen varios tipos de aprendizaje, aunque los más conocidos son quizás: El aprendizaje por descubrimiento, el aprendizaje receptivo, el repetitivo, el observacional, el latente, el aprendizaje significativo, el dialógico o el aprendizaje por ensayo y error.

Formato para citar (APA)

“Aprendizaje” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/aprendizaje/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *