Comercio exterior

El comercio exterior designa la actividad económica en la que intervienen dos o más naciones donde se intercambian bienes y servicios. En esta actividad se importan y exportan esos bienes y servicios para satisfacer las necesidades de cada país. Se recurre a este intercambio para poder satisfacer esas necesidades que la producción local no puede responder.

Esta actividad económica resulta de gran importancia y es muy frecuente en todo el mundo. Por esa razón, esta actividad se encuentra regulada por una serie de acuerdos, convenios y tratados a nivel internacional. Mediante esta actividad comercial, los países pueden comprar y vender bienes o servicios que no producen localmente.

De esta manera, cada país cuenta con una producción característica de ciertos bienes y servicios que los identifican a nivel internacional. Sin embargo, carecen de otros bienes y servicios que no producen ellos mismos y deben importar. Así nace el comercio exterior, por la necesidad de algunos bienes y servicios que no están disponibles en el país.

El comercio exterior es la actividad económica donde participan dos o más países.

Como algunos países producen lo que otros necesitan y hasta cuentan con excedentes, deciden exportar esos bienes o servicios para favorecer la economía del país. En la actualidad vale aclarar que ni siquiera los países más desarrollados son del todo autosuficientes. De ahí que el comercio exterior sea una actividad tan fructífera y provechosa en todo el mundo.

Una de las principales características y beneficios del comercio exterior es el ingreso de divisas al país. Las divisas son la moneda extranjera que se obtiene al realizar este intercambio comercial con otro país. De esta forma, el comercio exterior es una excelente forma de generar riquezas para la nación exportadora.

Un claro ejemplo de esto ocurre con la venta de carne a Estados Unidos por parte de Argentina. Como en este caso Argentina es el país exportador, recibe un pago en dólares por esa carne que ha exportado. El comercio exterior suele determinar la oportunidad y producción característica de un país a nivel económico.

Características del comercio exterior

Tal como señalamos anteriormente, el comercio exterior motiva a los países a concentrar su producción en determinados productos o servicios. En estos casos, suelen enfocarse en aquellas materias primas disponibles localmente. De esta manera, la producción resulta mucho más económica y les permite obtener más beneficios.

Para que el comercio exterior sea posible, es necesario que los países participantes tengan una economía abierta. Esto quiere decir que debe permitir el ingreso de bienes y servicios provenientes de países extranjeros. Aunque vivimos en un mundo globalizado, algunos países cuentan con leyes proteccionistas para defender su industria nacional.

Por lo que podemos concluir que el comercio exterior depende de una libertad comercial, que se eliminen las limitaciones y prohibiciones fronterizas. Sin embargo, son pocos los países que se cierran al comercio exterior ya que este intercambio es una excelente forma de obtener ingresos. En algunos casos pueden firmarse acuerdos de cooperación entre ciertos países que comercian entre sí.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *