Codificación

La codificación se trata de la acción y/o efecto de codificar. Al derivar de este verbo resulta necesario definir a su vez la palabra codificar. La acción de codificar consiste en la transformación de un mensaje siguiendo ciertas reglas de un código o lenguaje establecido. Así, toda operación que consista en asignar símbolos o valores a un mensaje se considera codificación.

Aunque suena un proceso complejo, la misma acción de hablar o escribir es una forma de codificación. Esto se debe a que codificamos nuestros pensamientos utilizando el código o lenguaje que dominamos. De esta manera, el simple acto de comunicarnos con las personas que nos rodean es una forma de codificación.

Sin embargo, existen formas de codificación más complejas que requieren el conocimiento de códigos específicos para interpretar el mensaje. Estas formas de codificación se usan dependiendo del medio de comunicación o bien para ocultar el contenido del mensaje. De esta manera, algunas formas de codificación más compleja son el código morse e incluso el lenguaje binario.

La codificación consiste en transformar un mensaje utilizando signos.

Cuando mencionamos lo de ocultar el mensaje se suele utilizar una codificación o cifrado especial para que solo el destinatario pueda descifrarlo. En este sentido, para el resto de las personas el mensaje resulta inteligible o resulta totalmente críptico. Y en el caso del lenguaje binario, es el que dominan los procesadores informáticos a la hora de interpretar los datos de entrada.

Además del lenguaje binario, los ordenadores pueden tener otro nivel de codificación relacionado con la seguridad. Esta clase de codificación se implementa en casos de confidencialidad y seguridad para proteger los datos informáticos. En estos casos, se crean mensajes cifrados que solo quien los creó puede leerlos o de acceso restringido.

Algunos ejemplos de este tipo de codificación son las contraseñas y bloqueos de seguridad para proteger datos personales. Este tipo de codificación se caracteriza por ser más confiable y se emplea en todo tipo de cuentas informáticas. Así, podemos encontrar este nivel de codificación al crear una cuenta de email o para proteger datos bancarios, por ejemplo.

Aspectos de la codificación

Además de lo que hemos mencionado acerca de la codificación y el verbo codificar, resulta importante definir lo que es un código. De esta manera, podemos definir al código como la combinación o el conjunto de signos (letras, números, símbolos, etc.). Estos signos cuentan con un valor significativo dentro del sistema utilizado para crear un mensaje.

Cuando deseamos cifrar un mensaje y ocultar su contenido empleamos la codificación. Este proceso consiste en otorgarle un nuevo valor a alguno de los símbolos del alfabeto, por ejemplo. Un claro ejemplo de codificación es el código morse que transforma el mensaje en puntos y líneas para transmitir con un telégrafo.

Otro significado del concepto codificación hace referencia a la acción de formular un cuerpo de leyes conformando un sistema jurídico. Así, la codificación en materia de derecho se trata de una recopilación jurídica empleada para administrar justicia. Es lo que se conoce comúnmente como Código civil y Código penal y regula la justicia de un Estado.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *