Almacenamiento interno

El concepto de almacenamiento interno pertenece a la electrónica y se refiere a unidades de disco duro principalmente. Un dispositivo de almacenamiento de datos se utiliza para guardar y leer datos electrónicos. Existen dos tipos principales de almacenamiento interno: los discos duros o rígidos y las memorias de estado sólido.

En el primer caso se trata de un dispositivo que usa un sistema de grabación magnética a la hora de almacenar archivos digitales. Este tipo de almacenamiento interno se caracteriza por contar con uno o más discos rígidos unidos por el mismo eje. Todo esto se encuentra dentro de una caja metálica sellada y el eje va girando a alta velocidad.

Los discos duros o rígidos son memorias no volátiles en cuanto a almacenamiento interno se refiere. Además, cabe mencionar que por encima de los discos que lo conforman se encuentra un cabezal de lectura y escritura. Dicho cabezal flota por encima de estos discos por el efecto que causan los discos al rotar.

 

En el caso del

El almacenamiento interno es la memoria principal de dispositivos electrónicos.

otro tipo de almacenamiento interno, la memoria de estado sólido, son dispositivos secundarios de almacenamiento. Estas memorias se elaboran a partir de componentes electrónicos sólidos para ser utilizadas como una memoria auxiliar o complementaria. Esto quiere decir que las memorias de estado sólido se usan para complementar o sustituir al disco duro.

Este tipo de almacenamiento también cuenta con una memoria no volátil pero carece de discos giratorios y el cabezal del otro tipo de dispositivo. También se usan estas memorias para crear unidades híbridas entre discos duros y SSD. Entre sus ventajas se encuentra la rapidez de búsqueda en comparación con los discos duros magnéticos.

Cualquiera sea el tipo de almacenamiento interno, estos dispositivos sirven para guardar archivos y datos de todo tipo. En la informática se describen dos grandes tipos de unidades de almacenamiento, las internas y las externas. Las características y formatos de estos dispositivos pueden variar pero todos sirven para almacenar datos informáticos.

Características y tipos

Tal como hemos señalado, el tipo más común de almacenamiento interno es el disco duro que contiene una computadora. En estos dispositivos de almacenamiento se guardan archivos y programas de todo tipo. Los discos duros se caracterizan por contar con diferentes capacidades que se miden en GB, por lo general.

La particularidad del disco duro es que suele contar con una mayor capacidad de almacenamiento que otros dispositivos. También se caracterizan por contar con una mayor velocidad de giro lo que permite un rápido acceso y transmisión de datos. Otros dispositivos electrónicos también cuentan con almacenamiento interno como ocurre con los smartphones, por ejemplo.

En el caso de dispositivos electrónicos móviles como smartphones y tablets, el almacenamiento interno es la memoria principal de estos. Allí se almacena el sistema operativo, otros programas o aplicaciones y los archivos añadidos por el usuario. El almacenamiento interno brinda mayor seguridad y privacidad a los datos, otras aplicaciones no pueden acceder a ellos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *