Normas DIN

Las normas DIN es el nombre que reciben una serie de estándares técnicos alemanes que aseguran la calidad de los productos científicos e industriales. Estas normas actúan como una suerte de regulaciones que controlan la actividad y los procesos de distintos rubros. El nombre de estas normas es el acrónimo del Instituto Alemán de Normalización (Deutsches Institut für Normung).

Este Instituto de Normalización tiene su sede en la ciudad de Berlín desde el año 1917 y se encarga de todo lo relacionado a la normalización en Alemania. Las funciones que realiza esta institución son semejantes a las que llevan a cabo otros organismos internacionales de normalización. El ejemplo más conocido de normalización después del DIN es el ISO.

La meta de estas normas se encuentra en garantizar tanto la calidad como la seguridad en la producción y el consumo de productos. De esta manera, las normas DIN proponen un proceso estándar de producción que asegura la calidad de los resultados. En cierta forma esta normalización intenta imitar al método científico con un enfoque más bien industrial.

Las normas DIN son una serie de reglas de normalización industrial.

Suele ocurrir que las regulaciones que proponen las normas DIN terminan influenciando a otras regulaciones internacionales. Dentro de las normas DIN podemos encontrar una serie de clasificaciones basadas en diferentes tipos de regulaciones. Las siguientes son las diferentes categorías incluidas en las normas DIN:

  • Normas fundamentales de tipo general: Aquí se incluyen las normas referidas a los formatos, las formas de rotulación, los tipos de línea, entre otras.
  • Las fundamentales de tipo técnico: Incluyen las normas sobre las características de los elementos y los equipos mecánicos.
  • Luego se encuentran las referidas a las dimensiones de piezas y mecanismos: Estas son las normas de dimensiones, formas y tolerancias.
  • Por último se encuentran las referentes a los materiales: Estas incluyen las normas sobre la calidad de materiales donde se contemplan aspectos como la composición, la designación o las propiedades.

Otra posible clasificación tiene que ver con el ámbito al que se aplican dichas normas. En esta clasificación se incluyen las normas de empresa, las regionales, nacionales e internacionales. Todas las normas DIN se clasifican con una serie de números y se aplican en la regulación de la actividad económica alemana.

Aspectos y usos de las normas DIN

Tal como hemos mencionado, estas normas alemanas se aplican para regular la seguridad y la producción de productos de calidad. De esta manera, las normas DIN pueden emplearse para controlar la fabricación de instrumentos y herramientas. Estas normas dictan los procesos adecuados para lograr un producto final de buena calidad.

Cuando los productos se realizan siguiendo las normas DIN les añade un sello de calidad y seguridad innegable. Además, para los clientes y usuarios resulta confiable que los productos que adquieren cumplan estas normas. Esto quiere decir que los productos que compran y utilizan fueron producidos siguiendo las normas de calidad y seguridad correspondientes.

A nivel mundial existen diferentes normalización sobre cómo se deben fabricar los productos y se encuentran agrupadas en el ISO. Las normas DIN son la propuesta alemana en cuanto a los procesos de normalización que surgieron durante la Primera Guerra Mundial.

Formato para citar (APA)

“Normas DIN” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/normas-din/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *