Segunda guerra mundial

La segunda guerra mundial fue uno de los conflictos bélicos más mortíferos de la historia mundial. Esta guerra duró 6 años y durante este tiempo murieron millones de personas, entre civiles y soldados. Fue un suceso bélico que marcó la historia del siglo XX y las consecuencias del mismo siguen afectando el equilibrio entre las distintas naciones.

Esta segunda guerra mundial inicia en el año 1939 debido a la ocupación alemana en Polonia y la consecuente declaración de guerra. La guerra iniciada por Alemania se enfocó principalmente en Europa. Alemania comenzó a ocupar otros países ubicados en el norte de Europa entre los que se cuentan una parte de Francia, Grecia, el norte de África y Yugoslavia.

Ante la inminente expansión territorial que comienza el ejército alemán y los peligros que esto conlleva, Francia y Gran Bretaña entran en guerra. Por otro lado, tiene lugar el bombardeo de la base militar Pearl Harbour de EEUU en 1941 por parte de Japón. Esto provocó el ingreso de EEUU a la guerra, sumado a las intenciones de Japón de ocupar el Sudeste asiático.

La segunda guerra mundial fue un importante conflicto bélico que marcó la historia del siglo XX.

Estos hechos terminan definiendo los bandos del conflicto bélico: por un lado el denominado eje conformado por Alemania, Italia y Japón. Por el otro se encuentra el bloque de los aliados conformado por EEUU, Francia y Gran Bretaña. A este último bloque se le suma la Unión Soviética ya que sus territorios también empiezan a ser invadidos por las tropas alemanas.

Las principales causas que generaron este conflicto bélico se centran en los regímenes totalitarios que gobernaban Alemania e Italia durante la década del 30. Ambos regímenes totalitarios tenían intenciones expansionistas por diferentes razones. Alemania se encontraba sumida en una gran crisis económica a raíz de la derrota en la IGM.

Ante esa crisis y con la llegada de Hitler como su líder, se impulsó el militarismo y la propaganda nazi para estimular al pueblo alemán. A la par, el gobierno nazi defendía la idea de que la raza aria era superior y comienzan a perseguir a los judíos. Parte de la ideología nazi culpaba al pueblo judío por las desgracias de Alemania.

Consecuencias y resolución

El bloque del eje comienza a debilitarse en 1943 cuando los aliados van reconquistando zonas estratégicas. Entre ellas se destacan el norte de África, las islas del Pacífico y Sicilia, entre otras. En 1944 llegan a las costas de Normandía las tropas aliadas, mientras que la Unión Soviética ocupa Polonia y Berlín.

A medida que los aliados van ganando en todos los frentes, Hitler se suicida y a Mussollini lo asesinan los partisanos italianos. Japón se termina rindiendo luego de las dos bombas atómicas que cayeron en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Así se termina declarando el final de la segunda guerra mundial el 14 de agosto de 1945.

Entre las consecuencias de este conflicto se cuentan la división en dos bloques de Europa: las democracias occidentales por un lado y los países soviéticos por el otro. Alemania también se dividió en dos estados, Japón realizó reformas democráticas y EEUU lanzó un proyecto de recuperación económica para Europa. Los grandes vencedores de esta guerra fueron EEUU y la Unión Soviética que mantuvieron lo que se conoció como Guerra Fría hasta finales de los 80.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *