Xenofobia

Xenofobia es una palabra formada por la conjunción de dos términos griegos: por un lado “xeno”, que alude a todo lo extranjero y “fobia”, que significa temor. De este modo, puede pensarse a la xenofobia como el rechazo a los extranjeros a través de manifestaciones explícitas que van desde el aislamiento y la burla hasta la persecución y el asesinato. La xenofia se expresa de manera concreta mediante el racismo, entendido como la distinción de las razas elaborada en función de una jerarquía positivista.

La Asamblea General de las Naciones Unidas se ha encargado de definir este concepto durante la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, que tuvo lugar en diciembre de 1965. De acuerdo a lo determinado por este congreso, la xenofobia abarca a todas las formas de distinción entre las personas por motivos de color o linaje que tiene el objetivo de menospreciar y anular a otros, privandolos de gozar del ejercicio de los derechos humanos.

discrimination-60512_1920

A pesar que de que se trata de una situación observada durante el modo de producción tribal, la xenofobia es un fenómeno que se ha vuelto más evidente en los países de Occidente, puesto que allí existen movimientos políticos y sociales vinculados a la derecha reaccionaria que se han encargado de hacer florecer el sentimiento de desprecio hacia los habitantes de tierras extranjeras. Todo esto se produce en un marco de crisis económica, conflictos culturales entre naciones y aumento del flujo migratorio por situaciones de guerra y pobreza.

Más allá de las consideraciones éticas que puedan rastrearse en este concepto, la xenofobia es un delito penado por la ley. Tanto es así, que existen numerosas conductas reconocidas y vinculadas a la discriminación por cuestiones raciales que cuentan con una sanción correspondiente en muchos estados-nación. La Unión Europea, por ejemplo, aprobó durante la Cumbre de Bruselas -celebrada en septiembre de 2008- una ley contra el racismo y la xenofobia que obligaba a sus miembros a adaptarse a la misma en un plazo máximo de dos años.

Más allá de todos los detractores de esta postura, la psicología se ha encargado de explicarla mediante el rastreo de una conducta ancestral asociada al miedo a lo desconocido. Este temor modifica la percepción del propio entorno, provocando que las características culturales que adopta cada persona dentro de su sistema simbólico de creencias y tradiciones sean sobrevaloradas y entendidas como superiores a las de los demás. En definitiva, este amor por lo propio desencadena en una defensa ante lo diferente.

No obstante, a pesar de este argumento, la xenofobia es considerada en nuestros días como un problema a resolver. Basta sólo con imaginar que muchas de las producciones artísticas y culturales que enriquecieron, enriquecen y enriquecerán el mundo son el fruto de la diversidad cultural y de la hibridación entre comunidades. Del mismo modo, tener en cuenta que de cada 35 personas que conforman la población mundial una de ellas es emigrante nos permite comprender más cabalmente que la migración es un proceso permanente e irreversible.

Sinónimos de xenofobia

nacionalismo, racismo, intolerancia

Antónimos de xenofobia

diversidad, intercambio, interculturalidad