Saltar al contenido

La palabra egoísta se refiere a aquella persona que antepone sus propios intereses antes que los ajenos. Por lo general, este tipo de actitud suele ser mal vista o juzgada por otras personas. Se trata de un adjetivo descriptivo que puede referirse tanto a alguien que actúa así o las actitudes que tiene.

De esta manera, una persona egoísta se caracteriza por anteponer siempre su propio bienestar o sus deseos. Por lo general, alguien egoísta no considera el bienestar o las necesidades de otras personas, solo las suyas. Las personas egoístas suelen pensar únicamente en sí mismas lo que lo identifica como alguien mezquino frente a otros.

En ocasiones, las personas egoístas pueden llegar a ser también egocéntricas y creerse más importantes de lo que son. Esto significa que se ven a sí mismos como el centro del mundo y todos deberían verlo de igual manera. Por estas razones, las personas egoístas no son capaces de practicar el altruismo o la generosidad.

Una persona egoísta se preocupa únicamente por sus intereses, deseos o necesidades.

Socialmente, el egoísmo se considera tanto una conducta reprochable como un defecto de las personas. Esto se debe a que alguien egoísta no contribuye con el bien común, no colabora en la sociedad ni ayuda a los demás. Muchas veces, las personas egoístas se comportan de una forma un tanto infantil al no reconocer que forma parte de una comunidad.

Pero también se trata de un concepto de gran interés para disciplinas interesadas en aspectos filosóficos, morales y psicológicos. Y de esta forma, diferentes disciplinas se han basado en el egoísmo para definir una serie de conceptos. Por ejemplo, existe una corriente de pensamiento anarquista que se denomina Anarquismo egoísta.

Pero también podemos mencionar otros como el egoísmo ético o moral que pertenece a la doctrina ético-filosófica. Este tipo de egoísmo se caracteriza por orientar el trabajo hacia el beneficio propio y ayudar a otros opcionalmente. Por lo general, esta ayuda suele estar relacionada con algún beneficio para la persona a corto o largo plazo.

Características y conceptos relacionados

La palabra egoísta deriva del término egoísmo de origen latino que hace referencia a un amor o interés excesivo en uno mismo. Antes mencionamos que a partir de la idea o las actitudes egoístas se basan diferentes conceptos. Uno de ellos es el de egoísmo biológico que señala la tendencia del organismo por su propio bienestar, a veces a costa de otros.

En psicología existe lo que se conoce como egoísmo psicológico y es una corriente que recalca esta actitud humana. De esta manera, según el egoísmo psicológico, la naturaleza humana tiende a ser autointeresada y eso la incapacita para ser altruista o generosa. Incluso cuando las personas son altruistas o generosas buscan sentirse bien consigo mismas o compensar algo.

Por último, existe una tesis filosófica llamada egoísmo racional que señala lo racional de buscar el beneficio propio. De acuerdo a esta idea, el egoísmo se trata de un mandato normativo basado en la lógica y la capacidad racional del hombre. A partir de esta tesis filosófica se basan otras teorías económicas y sociales tales como la economía clásica y el liberalismo.

Formato para citar
"Egoísta". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/egoista/ Consultado: 2 de diciembre de 2023.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *