Odiar

Se conoce por odiar al verbo transitivo que expresa repulsión hacia una cosa o persona. La acción de odiar algo es sinónimo de aborrecer y se trata del sentimiento más negativo que existe. El sentimiento de odiar algo o a alguien se relaciona, generalmente, con el desprecio, la envidia, el resentimiento o el temor.

Por tratarse de un sentimiento sumamente negativo es muy común que se relacione a otras sensaciones negativas. Cuando odiamos algo, ese sentimiento se produce normalmente a partir de una mala experiencia. Por ejemplo, si decimos que alguien odia a los payasos puede ser por haber tenido una experiencia traumática en su infancia con algún payaso.

El odio también puede surgir a partir de sentir un profundo rechazo hacia una cosa o persona. Y al ser un sentimiento tan negativo, el odio genera todo tipo de reacciones negativas en una persona. Un odio muy profundizado y radical puede generar acciones violentas hacia el objeto odiado.

Odiar es sentir rechazo o aversión por alguna cosa.

Según especialistas en psicología y salud mental, el origen del odio radica en el miedo hacia una cosa, situación o persona. Sentir miedo por esa cosa le genera a la persona sentimientos negativos como: inestabilidad, inseguridad, resentimiento y desprecio. El odio también surge a raíz de envidiar algo o a alguien, desear poseer algo de lo que se carece.

En algunas situaciones, la acción de odiar se vincula al instinto de supervivencia. Esto quiere decir que odiamos algo o a alguien porque atenta contra nuestra propia vida y seguridad. Lo ideal en estos casos, es que la persona aprenda a canalizar esos sentimientos negativos de forma constructiva y no destructiva.

El sentimiento de odio puede surgir en diferentes momentos y situaciones de la vida humana. En algunos casos se trata de un odio fundado y peligroso que tiene mayor importancia que en otros casos. En algunos casos puede darse que existen personas con odios totalmente infundados que surgen gratuitamente e incluso por ignorancia.

Consecuencias negativas de odiar

En nuestra sociedad suelen darse situaciones de violencia preocupantes que surgen por sentimientos de odio irracional. Algunos ejemplos comunes de esto son el abuso, la xenofobia, la discriminación, el racismo, el bullying, el terrorismo, entre otros. Existen diferentes formas de odio que surgen por múltiples causas y que encontramos en diferentes ámbitos.

Aunque cueste reconocerlo, el odio parece ser un sentimiento muy arraigado en la naturaleza de los humanos. Sin embargo, en muchos casos es producto de la desinformación y la falta de educación. La forma en que las personas son socializadas e influenciadas también pueden ser la causante de este tipo de sentimientos.

Si bien en muchos casos no podemos evitar sentir odio hacia alguna cosa en particular, sí podemos controlar nuestras acciones con respecto a ese odio. Algunas personas odian sin que eso los lleve a hacer algo específico contra lo que odian. Otras personas, en cambio, tienden a exteriorizar su odio sin filtro alguno y, en muchos casos, de forma violenta.

Sinónimos de odiar

detestar, aborrecer, despreciar

Antónimos de odiar

amar, adorar, querer

Formato para citar (APA)

“Odiar” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/odiar/ [Consultado: ].

Una respuesta a “Odiar”

  1. Evelyn Hernández dice:

    No se habla sobre esto que es tan común

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *