Xenofobia

La xenofobia hace referencia a la fobia o rechazo que alguien tiene hacia los extranjeros o inmigrantes. Padecer este tipo de fobia se traduce en actitudes o acciones varias hacia las personas de otros países. De esta manera, la xenofobia puede manifestarse como rechazo pasivo o ir escalando en diferentes niveles de agresividad y violencia.

Sentir esta clase de fobia puede originarse a partir de cierto sentimiento nacionalista muy arraigado. Sin embargo, en muchos casos la xenofobia es otra manifestación de racismo o discriminación por cierta raza, etnia o cultura. Más allá de las especificaciones éticas, en muchos países se considera delito cualquier manifestación de xenofobia.

La xenofobia puede manifestarse como actitudes o acciones que marcan cierta diferencia, exclusión y marginación. Cualquiera de estas manifestaciones se producen por razones raciales, de origen nacional, étnico o cultural. Estas actitudes niegan un carácter de igualdad y pueden atentar contra la integridad de la persona extranjera.

La xenofobia es un sentimiento de rechazo hacia personas extranjeras.

A nivel histórico, se cree que el origen de la xenofobia reside en nuestro proceso de hominización. A lo largo de la historia, el ser humano se ha organizado en grupos que se enfrentan con otros buscando exterminar al otro diferente. Esto supondría la semilla en la que se basa el sentimiento xenófobo, el rechazo u odio hacia el extranjero.

Este sentimiento fóbico puede estar ocasionado por cierto miedo o temor hacia las personas diferentes a uno. Este temor puede ser tanto innato, reminiscente de la historia o puede estar causado por una experiencia particular asociada hacia los extranjeros. Los especialistas atribuyen el origen de la xenofobia a un huella de la historia evolutiva que explicaría su asimilación y difícil erradicación.

Desde la Antigua Grecia en adelante podemos encontrar rasgos xenófobos que se aprecian en la historia o en las obras de sus pensadores. Esto sucede porque cuando dos civilizaciones o culturas entran en contacto, la relación no siempre es amistosa e igualitaria. Surgen tensiones o diferencias irremediables que terminan generando este tipo de sentimiento negativo.

Características y ejemplos de xenofobia

Estos choques entre dos civilizaciones o culturas diferentes que producen conflictos y enemistades suelen ser la raíz de la xenofobia. Algunos ejemplos históricos de xenofobia incluyen el racismo hacia los indígenas, el antijudaísmo, el racismo latino en Estados Unidos, el rechazo hacia los gitanos, entre otros.

Durante la primera mitad del siglo pasado ocurrieron numerosos hechos trágicos y lamentables basados en xenofobia y otros sentimientos negativos. El holocausto es uno de los ejemplos más terribles de exterminio basado en racismo y xenofobia. Y aunque se buscó generar mayor igualdad y tolerancia, ninguno de estos sentimientos negativos han sido erradicados hasta la actualidad.

Aunque con el tiempo los humanos van avanzando cada vez un poco más hacia una sociedad igualitaria, otras personas siguen alimentando la intolerancia. Grupos como los extremistas de derecha, los neonazis, o la sola presencia del racismo y la xenofobia promueven actitudes de este tipo. Estas personas alimentan cierto odio y repulsión hacia otras personas que consideran diferentes e inferiores y actúan en consecuencia.

Formato para citar (APA)

“Xenofobia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/xenofobia-2/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *